Denuncian a la Arena Ciudad de México por discriminación

viernes, 5 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Con una capacidad para 22 mil asistentes, la mejor acústica, 124 suites de lujo con acceso a cancha, más de mil pantallas, tecnología de punta, cinco mil cajones de estacionamiento, dos helipuertos y más de 300 cámaras de seguridad, la Arena Ciudad de México carece de algo básico hoy en día: accesos y personal capacitado para atender a personas con discapacidad. Esto lo constató Karina Maciel el miércoles pasado al llevar a su hijo –quien por su discapacidad utiliza silla de ruedas— al concierto del cantante estadunidense Bruno Mars. Lo que en principio sería una gran experiencia para su hijo, se convirtió en una pesadilla. Karina compartió el jueves pasado en su cuanta de Facebook que compró boletos para que su hijo pudiera apreciar el concierto en el nivel del escenario pero se topó con que en la Arena no hay accesos para personas con discapacidad, que sólo hay un torniquete que permite el paso con silla de ruedas y que para acceder al nivel del escenario hay que bajar escaleras y un elevador. Pero la dificultad para llegar al nivel escenario con su hijo en silla de ruedas no fue lo único, ni lo peor. Cuando logró llegar, y ya que sonaba la primera canción de Bruno Mars, el personal de seguridad le dijo que las sillas de ruedas están prohibidas y no podía pasar. “¿Entonces cómo? ¿Me regreso a mi casa?”, preguntó al empleado de la Arena que le impedía pasar, y éste le respondió que sí. Maciel decidió entonces llevar la silla de su hijo al área de paquetería para poder disfrutar el concierto y cuando regresó el mismo sujeto que le sugirió llevar a guardar la silla le dijo que no podía pasar y le preguntó cómo había llegado hasta ahí. Molesta ya, tuvo que mostrar nuevamente su boleto para que la dejaran pasar y apreciar el resto del concierto pero advirtió que jamás regresará al lugar. Ante el acto de discriminación del que fue víctima, la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Dinorah Pizano Osorio, indicó que presentará una denuncia contra la Arena Ciudad de México ante el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (COPRED) del Distrito Federal. La legisladora señaló que el centro de espectáculos propiedad de Ricardo Salinas Pliego vulneró los derechos del menor con discapacidad establecidos en la Ley para la Integración al Desarrollo de las personas con Discapacidad para el DF que garantiza la accesibilidad a todos los inmuebles. El artículo primero, dijo, subraya que se entenderá por Integración al Desarrollo, “la participación activa y permanente de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida diaria, principalmente en el social, económico, político, cultural y recreativo”. Actualmente, refirió, según cifras del Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad, (INDEPEDI) sólo en la Capital del país, existen 483 mil 45 personas con discapacidad y en todo México, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), existen cinco millones 739 mil 270. La diputada perredista dijo que situaciones como la que vivieron Karina Maciel y su hijo “no se pueden permitir porque violentan la Ley establecida para este tipo de personas”. La Arena Ciudad de México, señaló, fue considerada hace dos años como “uno de los recintos más importantes, cómodo, moderno y seguro de América”, por lo que es inadmisible que no cuente con los requerimientos que señala la Ley para las para las personas con discapacidad. “De nada sirve tener una capacidad para 22 mil asistentes, con la mejor acústica y visión al escenario, 124 suites de lujos con acceso a la cacha, un lobby espectacular, más de mil pantallas, tecnología de punta en su pantalla central, un lugar techado y climatizada, cinco mil cajones de estacionamiento, dos helipuertos, más de 300 cámaras de seguridad, si nunca contemplaron a las personas con discapacidad”, criticó Pizano Osorio. Por ello, además de informar que presentará una denuncia ante la Copred, exhortó a los dueños de centros de espectáculos públicos a que cuenten con personal profesional y capacitado para atender a las personas con discapacidad.

Comentarios