Frente de Ebrard y Bejarano alista impugnación de interna del PRD

martes, 9 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Frente Amplio de Izquierdas (FAI), que aglutina a cuatro tribus del PRD, anunció la interposición de quejas por diversas irregularidades cometidas en la elección interna del domingo 7, en particular en el Estado de México. “Nos referimos a las denuncias sobre la intervención de los gobiernos municipales, estatales y federal a favor de algunas planillas; la entrega de dinero a cambio de votos; la distribución de despensas; el condicionamiento de programas sociales, y la intimidación a los votantes”, acusó Marcelo Ebrard, de Movimiento Ciudadano (MC), al dar lectura a un posicionamiento sobre la interna perredista. En rueda de prensa, acompañado por René Bejarano y la senadora Dolores Padierna, así como del secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, de Izquierda Democrática Nacional (IDN), entre otros, Ebrard Casaubón advirtió que las “inconsistencias electorales” son producto de una “cultura clientelar, corporativa y antidemocrática” que se reflejó en resultados a favor de las planillas que “pregonaron la continuidad y la inercia burocrática del partido”. Incluso, Jesús Zambrano, presidente del PRD, consideró en rueda de prensa que quienes no estén conformes con los resultados podrán inconformarse ante las instancias correspondientes. Por ello, Marcelo Ebrard reviró hoy: “Reprobamos este tipo de prácticas, no podemos tolerar ni mantenernos callados e indiferentes ante acciones que abonan al deterioro de la credibilidad e imagen de nuestro partido”. Asimismo, alertó, “acudiremos a las instancias jurisdiccionales internas y externas, en pleno uso de nuestros derechos, para que se deslinden responsabilidades y no se altere la verdadera voluntad de las y los militantes del PRD. Las y los militantes deben ser ciudadanos libres y conscientes, no clientelas ni mercancías que se puedan comprar o manipular”. Ebrard señaló que los fundadores del PRD no crearon a este instituto político para que se convirtiera en un ente sin principios, ideología ni convicciones y saturado de prácticas clientelares. “No es el partido por el que muchos dieron la vida o sufrieron cárcel y persecución. Por ello, daremos la batalla para recuperar la vida democrática y la línea política que nos ha hecho confiables para millones de mexicanas y mexicanos”, afirmó. En el pronunciamiento al que Ebrard dio lectura se puso énfasis en que esta elección definió una disyuntiva del perredismo: continuidad o cambio; colaboracionismo u oposición verdadera ante el gobierno de Enrique Peña Nieto; subordinación al gobierno federal o partido independiente; legitimación de las políticas privatizadoras u oposición al modelo neoliberal; oposición “leal” y funcional al régimen o alternativa al poder real; burocratismo o vinculación real con la sociedad y los movimientos populares. “La tendencia de los resultados internos indica que se mantendrá el continuismo. Ese es un mal mensaje para la verdadera militancia y la ciudadanía que confían en un proyecto progresista y democrático”, deploró. Finalmente, comentó que después del viernes 19, cuando se dé a conocer el resultado final de la elección, sostendrán como FAI una reunión con Cuauhtémoc Cárdenas para evaluar la posibilidad de que siga siendo candidato a presidir al PRD o continúan como contendientes el mismo Ebrard o Carlos Sotelo, del Movimiento Nacional Patria Digna. Por su parte, Sánchez Camacho consideró poco conveniente que alguna de las tribus que participó en la elección del domingo 7 “cante victoria” antes del conteo final programado para el 19 de septiembre. En entrevista, después de la presentación del posicionamiento del Frente Amplio de Izquierdas, el secretario general del PRD señaló que existen quejas a revisar sobre la jornada electoral, como las inconsistencias en la lista nominal, la ubicación de casillas y la “mercantilización” del voto. Este proceso no ha terminado, advirtió. “Empieza el conteo de manera oficial el día de mañana con actas en mano, con paquetes electorales y termina el 19 de este mes. Ese es el conteo que hay que esperar, esos resultados son los más objetivos, por eso no es conveniente que ninguna parte cante victoria como triunfador, u otra parte se sienta como derrotado. Esto no ha terminado”, acotó. También señaló que a partir de este miércoles 10 comenzarán a interponerse las impugnaciones en las juntas locales del INE. “Hay que ver que tengan un curso legal y jurídico y, a partir de ahí, atender estas inquietudes”, indicó. Asimismo, destacó que la candidatura de Cárdenas se sostiene, aunque reconoció que será el propio fundador del PRD quien tome la decisión final. “En el Frente Amplio de Izquierda hay diversas expresiones que apoyan su candidatura, pero también hay que reconocer que en el Frente también hay compañeros que sostienen sus aspiraciones, como Carlos Sotelo o Marcelo Ebrard, lo cual respetamos. Pero este mes lo tenemos para poder decidir”, apuntó. Aspirantes deberían evaluar si siguen en la contienda: Ortega El expresidente nacional del PRD, Jesús Ortega, presumió los votos obtenidos por el bloque de Los Chuchos, que impulsa la candidatura de Carlos Navarrete, en la elección interna del pasado domingo 7, y destacó que frente a esos resultados preliminares, los otros aspirantes deberían evaluar si siguen en la contienda. Esa elección “es como una primera vuelta, efectivamente van a tener que evaluar todos los que han mencionado su deseo de ser presidente del partido, van a tener que evaluar”, dijo el líder de la corriente Nueva Izquierda (NI) en entrevista con Radio Fórmula. Añadió: “Si mantenemos la cohesión, definitivamente podrían (NI, Alternativa Democrática Nacional, Foro Nuevo Sol y Vanguardia Progresista) dar el porcentaje suficiente para decidir quién podría ser el próximo presidente del partido”, subrayó. No obstante, dijo, todos los perredistas como Marcelo Ebrard, Cuauhtémoc Cárdenas o Carlos Sotelo, pueden “aspirar a ser presidentes” del partido. De acuerdo con Ortega, las corrientes aglutinadas en el bloque que apoya a Carlos Navarrete “coincidimos básicamente en una propuesta de programa del PRD hacia el futuro, en una propuesta de una izquierda progresista y de un izquierda democrática”. Según los resultados preliminares del Instituto Nacional Electoral (INE), el bloque que apoya a Navarrete tiene 68% de los votos, mientras que 32% de la votación fue para el grupo que quiere llevar a Cuauhtémoc Cárdenas a la presidencia perredista y que está integrado por el Frente Amplio de Izquierdas, Izquierda Democrática Nacional, Movimiento Progresista, Dueña y Red por la Unidad de las Izquierdas. Dirigentes de esas corrientes consideraron ayer que en los comicios internos del PRD se aplicó “una práctica esencialmente priista, bien aprendida y desarrollada”, para que los Chuchos mantengan el control del partido. Carlos Sotelo, de Patria Digna, dijo que prevaleció “un partido corporativo, que se mueve con mucho dinero, en una forma que es muy difícil de comprobar”. Al comentarle que los líderes de NI aseguraron que la elección fue limpia, respondió: “Eso mismo dijo Peña Nieto, que fue limpia” la elección presidencial de 2012. Gilberto Enzástiga, de la misma corriente, dijo que la elección perredista del domingo “no es para andarla presumiendo”. Por su parte, Agustín Guerrero, de Movimiento Progresista, precisó en su cuenta en Facebook que “no se puede derrotar al PRI con prácticas priistas como las que hoy dominan al PRD”. Agregó: “Nuestro llamado a votar en conciencia y libertad fue avasallado por prácticas e intereses que nada tienen que ver con la izquierda”. René Bejarano, el llamado Señor de las Ligas, manifestó que el catálogo de irregularidades detectadas en los comicios del domingo es enorme, y adelantó que habrá impugnaciones.    

Comentarios