Solo Peña puede remover a Castillo: gobernador de Michoacán

martes, 13 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Michoacán, Salvador Jara Guerrero, afirmó que la única persona que puede remover al comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, es el presidente Enrique Peña Nieto. En conferencia de prensa, el mandatario dijo que él en lo personal no tiene ninguna queja contra el funcionario federal. “Al contrario, hemos mantenido una excelente coordinación”, afirmó. A casi un año de le llegada de Castillo a Michoacán, calificó su trabajo como “muy bueno” a pesar de que michoacanos de la región de Tierra Caliente exigen su renuncia. Y es que, según el mandatario, con excepción de esa zona, en Michoacán todo es paz. “Se debe a él (a Castillo) la calma que tenemos en los demás municipios de Michoacán”. Los grupos de la delincuencia organizada han sido desarticulados, eso “es un hecho y todos lo tenemos que reconocer”, sostuvo al preguntarle si la comparecencia del comisionado ante la comisión permanente del Congreso de la Unión, para rendir cuentas por su actuación frente a los hechos registrados el 6 de enero en Apatzingán, podría propiciar su salida del estado. “No tengo queja con el comisionado, al contrario hemos mantenido una excelente coordinación”, remató en conferencia de prensa. Según Jara Guerrero, tras la presencia de Castillo en Michoacán, “el cambio ha sido radical” en el ámbito de la inseguridad y violencia, y aunque reconoció que sigue “el foco rojo” en los municipios de Tierra Caliente, afirmó que se sigue avanzando “y vamos a tener que seguir avanzando los michoacanos para bien”. Declinó dar más detalles sobre la situación en esa zona y en particular en Apatzingán donde el pasado 6 de enero murieron al menos ocho personas, según Castillo, la mayoría de ellas víctimas del “fuego amigo”. Incluso señaló que antes de esos hechos manifestó su preocupación “por el exceso de armamento que había en la zona” y porque la Fuerza Rural no alcanzaba para cumplir con las expectativas que se tenían. Luego justificó: “Esto va para largo, un problema de deterioro del tejido social como el que hemos tenido por más de diez años no es fácil recomponerlo”. Se trata, dijo, de una problemática relacionada con una cultura de falta de respeto a la dignidad humana en muchas de las regiones de Michoacán, y es un asunto que tardará en resolverse por lo que “no hay que crear falsas expectativas de que se va a solucionar a la brevedad”. Por otra parte, Jara Guerrero negó que su secretario de Gobierno, Jaime Darío Oseguera Méndez, haya solicitado licencia para separarse de su cargo. Aclaró que pidió un permiso sin goce de sueldo para acudir a un evento del PRI, pero ya está de regreso en Morelia y se incorporó a su trabajo. No descartó que algunos funcionarios que quieran contender en el proceso electoral de 2015 presenten su renuncia por lo que afirmó que ya les pidió que le “dejen todo muy bien” y que las estructuras medias queden sólidas de modo que si hay salidas de funcionarios “no se sienta realmente (una afectación) en la administración”.

Comentarios