En una semana, aseguran 36 bienes inmuebles a Los Templarios

lunes, 19 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En una semana, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Michoacán ha asegurado 36 inmuebles, 34 vehículos, siete caballos y drogas que eran propiedad de líderes abatidos o de menor rango en la jerarquía de Los Caballeros Templarios. Ninguno pertenece a Servando Gómez "La Tuta" único líder vivo y libre del grupo criminal. Este lunes la dependencia a cargo de José Martín Godoy Castro informó del decomiso más reciente. Se trata de nueve inmuebles, entre casas habitación, establecimientos comerciales y predios que presuntamente eran utilizados para actividades ilícitas, ubicados en los municipios de Apatzingán, La Huacana, Múgica y Nueva Italia. Además fueron decomisados ocho vehículos que contaban con reporte de robo. Según la PGJ, las propiedades pertenecían a Nazario Moreno "El Chayo" y Enrique "El Kike" Plancarte, y a otros integrantes de los Caballeros Templarios. Nazario Moreno perdió la vida el 9 de marzo de 2014 en un enfrentamiento con la Armada de México en el municipio de Tumbiscatío, Michoacán, y Enrique Plancarte fue abatido por elementos de la Marina días después, el 31 de marzo, en Querétaro. De Nazario Moreno eran otros cinco inmuebles de los 20 que incautó la PGJ la semana pasada, el lunes 12. Esos también se ubicaban en Apatzingán. En Múgica aseguraron cuatro inmuebles más propiedad de Enrique Plancarte y el resto pertenecían a Francisco Galeana Núñez, "El Pantera", quien también fue abatido, así como a Mario Alberto Romero Rodríguez, "El Tucán", y Víctor Hugo Almazán Mendoza. "El Tucán", colaborador cercano de "La Tuta" quien fue detenido en octubre del año pasado, era propietario de cinco propiedades ubicadas en la localidad de Antúnez, municipio de Parácuaro. Durante el operativo la PGJ aseguró también tres vehículos, 250 dosis de droga sintética y siete caballos. Un día después, el martes 13, la procuraduría michoacana amplió la información sobre los decomisos realizados, con la finalidad de “debilitar las finanzas” de los grupos del crimen organizado que operan en Michoacán. Ese día la dependencia informó del decomiso de siete inmuebles más y 23 vehículos con reporte de robo, 18 armas largas, 10 cortas y varias piezas de armamento en el municipio de Apatzingán. En una de las propiedades la PGJ ubicada en El Tarepe, la procuraduría encontró pintas con mensajes y juramentos de obediencia como los que realizaban los Templarios. En ninguno de los operativos la procuraduría afectó intereses de La Tuta, quien continúa libre a pesar de la presencia del Ejército y la Policía Federal en la entidad.

Comentarios