EU participa con México en el combate a la trata de personas

lunes, 19 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La embajada de Estados Unidos en México trabaja en coordinación con los gobiernos del Distrito Federal, Estado de México, Chiapas, Tlaxcala, Oaxaca, Puebla y Quintana Roo en la elaboración de programas de capacitación contra de la trata de personas. Anthony Wayne, representante diplomático de ese país, informó que dicha participación es a través de la Oficina Internacional para el Desarrollo de Sistemas de Procuración de Justicia, del Departamento de Justicia, y la Oficina de Investigaciones de Seguridad Interna del Servicio de Inmigración y Aduanas del vecino país del norte. Según un comunicado de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Wayne comentó lo anterior durante la inauguración del Taller de Capacitación: “Trata de Personas, Trabajo Sexual y Enfoque de Derechos Humanos”, organizado por la Comisión. Ahí, el diplomático estadunidense expuso que la trata de personas es un delito que afecta aproximadamente a 27 millones de personas sin distinguir sexo ni edad. “Es un terrible flagelo que impacta no sólo a México y a los Estados Unidos, sino que ocurre en todos los países. Alrededor del mundo, personas son separadas de manera forzada de sus casas y familias, y son retenidas en contra de su voluntad en fábricas, granjas y casas particulares”, dijo. Las víctimas, continuó, son compradas y vendidas para prostituirlas, además de que muchos menores de edad son capturados para servir como soldados. El embajador comentó que el gobierno de Estados Unidos tiene como prioridad en la agenda bilateral el combate contra la trata de personas y la transición de México al sistema de justicia acusatorio. Prioridad del crimen organizado En la inauguración del taller, la presidenta de la CDHDF, Perla Gómez, comentó que cuando la trata de personas se realiza con fines de explotación sexual afecta particularmente a las mujeres y constituye el segundo delito más importante desde la perspectiva del crimen organizado. Este delito, recordó, implica una serie de violaciones graves a los derechos humanos y engloba a otros como el crimen organizado, la violencia contra las mujeres, el narcotráfico, los feminicidios y las desapariciones forzadas, entre otros. La funcionaria reconoció que el Estado mexicano ha asumido diversos compromisos internacionales de protocolos en la lucha contra estos flagelos. Sin embargo, aclaró que “el reto es muy grande y requiere que se continúen realizando todos los esfuerzos que sean necesarios”.

Comentarios