Ordenan a la Profepa revelar todas las denuncias contra Grupo México

martes, 20 de enero de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) deberá revelar el número, procedimiento y fecha de todas las denuncias interpuestas en contra de Grupo México, responsable del derrame tóxico en los ríos Bacanuchi y Sonora, considerado por las propias autoridades federales como el peor desastre ambiental en la historia moderna del país. El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (Ifai) instruyó a la dependencia federal entregar esa información a un particular quien requirió conocer datos, del periodo 2000 a la fecha, sobre procedimientos de inspección y denuncias interpuestas contra Grupo México, así como su seguimiento en todo el país y en todas las materias ambientales. Según el Ifai, la Profepa atendió la solicitud, pero el requirente advirtió inconsistencias respecto de la información reportada a la prensa. El caso fue turnado al comisionado Joel Salas Suárez quien advirtió en su análisis que si bien la Profepa entregó información del periodo solicitado, únicamente turnó la solicitud a dos de las seis unidades administrativas que podrían ser competentes para atenderla y tampoco consideró a sus 32 delegaciones estatales. Salas Suárez destacó que la transparencia en las industrias extractivas “es uno de los temas prioritarios y pendientes en el país”. México, recordó, asumió en la Alianza para el Gobierno Abierto –a escala internacional—los compromisos 23 “Minería para todos” y 26 “Adhesión de México a la Iniciativa de Transparencia de las Industrias Extractivas”, pero hay retrasos en su cumplimiento. Además, dijo, la gobernanza del sector considera pocos o nulos espacios para la participación ciudadana, por lo que los sujetos obligados deben, como en este caso la Profepa, deben ser sensibles a solucionar estos problemas. “Se debe fortalecer la transparencia en el sector para que la sociedad conozca si las decisiones tomadas efectivamente responden a las necesidades de desarrollo económico regional y nacional, así como si tales decisiones garantizan y defienden la reparación de daños ambientales y los derechos fundamentales de las comunidades aledañas a las zonas de explotación”, argumentó el comisionado. Por ello propuso al pleno del IFAI modificar la respuesta de la Profepa e instruirla a realizar una búsqueda exhaustiva en todas las unidades que puedan contar con la información solicitada. El 6 de agosto de 2014, en los ríos Bacanuchi y Sonora se registró un derrame tóxico ocasionado por la mina Buenavista del Cobre concesionada a la empresa Grupo México. Según estimaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), los daños ambientales podrían recuperarse parcialmente en un periodo de seis a 10 años. Para subsanar esos daños Grupo México debió constituir un fideicomiso de dos mil millones de pesos.

Comentarios