Madero tiene una "ambición desmedida de poder", acusa Javier Lozano

miércoles, 21 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Con el retorno de Gustavo Madero a la dirigencia nacional del PAN, resurgieron también las profundas diferencias en el seno de ese partido, y uno de los primeros en hacerlas evidentes fue el senador Javier Lozano, quien acusó a su líder de tener una “ambición desmedida de poder”. Luego de compararlo con el priista Roberto Madrazo, Lozano aseguró que Madero está usando a Acción Nacional como una plataforma personal y ahora sólo falta que quiera ser “el Papa”. El secretario del Trabajo y Previsión Social en el gobierno de Felipe Calderón señaló que en la carta enviada ayer a Madero “por un grupo de panistas que estamos indignados” con su forma de actuar, le pedían que no volviera a la dirigencia de partido, y lo más indignante, subrayó, es que regrese después de un proceso de elección interna en el PAN. "No se vale que después de un proceso que fue tan desgastante, por el voto universal, él diga: 'ya regresé, quiero una diputación', además por la vía plurinominal, con permiso, y luego quiere ser coordinador de bancada y luego candidato a la Presidencia, y luego el Papa, es un exceso", señaló en entrevista con Televisa. El expriista no dejó pasar la oportunidad y también reprobó que el grupo de Madero no permitiera que Margarita Zavala obtuviera una diputación plurinominal. "No puede ser que (Madero) diga que le abrió la puerta a Margarita Zavala, pues (ella) hubiera dignificado la labor del PAN en la Cámara de Diputados", apuntó. Ayer, luego de que Madero anunció su regreso a la dirigencia nacional del PAN, después de asegurar una candidatura como diputado federal plurinominal en el número uno de la lista, Lozano arremetió contra éste en las redes sociales y etiquetó el anuncio del retorno con la frase: “No tienen madre”. Javier Lozano ironizó: “Aquí espero @rafamicalco mi nueva sanción por ofender al Presidente de @AccionNacional. Es un asco de tipo. #PobrePAN #PobrePaís”. El senador –miembro del PAN desde 2007, dos años después de renunciar al PRI– se refirió en ese comentario al dirigente panista en Puebla, Rafael Micalco, quien lo sancionó el año pasado por criticar a Gustavo Madero durante la elección interna de Acción Nacional.

Comentarios