Pleito de INE con empresa Scytl retrasa fiscalización electoral

miércoles, 21 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Instituto Nacional Electoral (INE) llevará a buen puerto el tema de la fiscalización de partidos y candidatos, “ya que es condición indispensable para que la reforma político electoral se concrete”, ofreció este día el consejero presidente Lorenzo Córdova. La decisión de rescindir el contrato a la empresa Scytl, encargada de elaborar las herramientas tecnológicas para la fiscalización de los recursos destinados a los partidos y sus candidatos, fue el punto central de discusión de la sesión de este miércoles de los consejeros del INE. El nuevo esquema está previsto en la reforma político-electoral de febrero pasado, derivado de las elecciones presidenciales de 2012 y el escándalo por el caso Monex, es decir, el reparto indiscriminado de tarjetas de prepago por parte del PRI para la compra del voto. Para evitar esas prácticas, de acuerdo con Reforma, el 30 de septiembre anterior el INE otorgó un contrato a Sctyl por 61 millones 34 mil 402 pesos. El sábado 17, el INE informó que la primera parte del sistema debió ser entregada el 14 de diciembre, pero no ocurrió. Y el lunes pasado el organismo electoral anunció la rescisión del contrato.

Scytl Innovating Democracy from Scytl on Vimeo.

Luego la empresa respondió arguyendo una demanda. En respuesta, el INE destacó ayer la realización de reuniones con el proveedor para verificar la situación. Ese fue el eje central de la sesión extraordinaria de este miércoles y, aunque el Consejo General aprobó la clasificación de gastos de precampaña y apoyo ciudadano, sus integrantes aceptaron que siguen trabajando para concretar el sistema de fiscalización, pese a que el lunes pasado inició el proceso electoral 2015. “No existen naufragios ni claudicación o crisis, ni mucho menos intencionalidades políticas, el INE llevará a buen puerto el tema de la fiscalización, ya que es condición indispensable para que la reforma político electoral se concrete”, indicó Córdova. Durante la sesión extraordinaria, dijo que asumen con responsabilidad los problemas en materia constitucional y contractuales derivados del incumplimiento “de un particular”, pero destacó que eso no puede poner en riesgo “lo que es la columna vertebral de la reforma política”. Luego Lorenzo Córdova recordó la encomienda a la Unidad de Servicios de Informática del INE para construir un sistema de fiscalización, con la asesoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El presidente de la Comisión de Fiscalización, Benito Nacif, puntualizó que el INE valorará las mejores alternativas para brindar certeza y seguridad jurídica al proceso electoral en puerta. Asimismo, el Consejo General determinó por unanimidad la clasificación de gastos de precampaña y obtención de apoyo ciudadano para el caso de los aspirantes a candidatos independientes en tres rubros: Gastos de propaganda: bardas, mantas, volantes, pancartas, equipos de sonido, eventos políticos, propaganda utilitaria y otros similares. Además, gastos operativos, entre los que destacan sueldos y salarios del personal eventual; arrendamiento eventual de bienes muebles e inmuebles; transporte de material y personal, viáticos y otros similares. Por último, gastos de propaganda en diarios, revistas y otros medios impresos. Nacif mencionó que para una fiscalización adecuada los consejeros recibieron un informe sobre las acciones efectuadas por los partidos en cumplimiento al acuerdo INE/CG209/2014, por el que se establece el periodo de precampañas. Asimismo, resaltó que las precampañas y actividades de obtención del voto ciudadano son, además de la federal, las correspondientes a Colima, Chiapas, Distrito Federal, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Querétaro, Sonora, Tabasco y Yucatán, así como para el proceso federal 2014-2015. El acuerdo aprobado señala que los partidos políticos y aspirantes deberán registrar sus operaciones de ingreso y gasto cada tres días, además de reportar la información básica, como documentación comprobatoria de gastos, incluyendo facturas, recibos y muestras para la comprobación. “La primera vez que los partidos y aspirantes carguen el sistema de información, deberán hacerlo de manera retrospectiva, incluyendo información de todas las operaciones realizadas desde el inicio del periodo”, indicó. Luego, las fuerzas políticas deberán realizar una carga cada siete días, mediante la cual la Unidad Técnica de Fiscalización del INE recibirá la información de los ingresos y gastos involucrados en la precampaña. Y esta información se utilizará para realizar los trabajos de auditoría y fiscalización, semana con semana, respecto del uso del dinero en las precampañas. “El modelo de fiscalización que propone la reforma electoral más reciente obliga a que el instituto fiscalice durante el ejercicio que se está llevando a cabo, y no esperar hasta que los sujetos entreguen los informes a la autoridad, como ocurría anteriormente. No hay otro modo de cumplir con los plazos que solicita la ley para la resolución de la fiscalización”, advirtió Nacif.