Javier Corral y César Duarte protagonizan agrio enfrentamiento en el Senado

jueves, 22 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Con acusaciones mutuas sobre corrupción y conflicto de intereses, el gobernador priista de Chihuahua, César Duarte, y el senador panista de la misma entidad, Javier Corral, protagonizaron un agrio enfrentamiento en el tercer día de audiencias públicas del Senado para discutir la reforma constitucional peñista sobre el “mando único” policiaco. Desde el inicio de la sesión, los senadores del PRI esperaban una confrontación. Corral inició la batalla al mostrar una pancarta con la leyenda “#VeteDuarte. Qué vergüenza que en estas audiencias participe el corrupto César Duarte, sujeto a proceso penal”. En su intervención, el senador del PAN, afirmó que la presencia de Duarte “muestra la profunda hipocresía del PRI y del presidente de la República, en el combate a la corrupción y a la impunidad”. Corral acusó al mandatario priista de no haber disminuido los índices de violencia, de ser acusado de enriquecimiento ilícito, de peculado, de uso abusivo de funciones, entre otras. Para Corral, la violencia ha disminuido en Ciudad Juárez, pero la delincuencia y el crimen organizado de Chihuahua “se ha trasladado a la sierra, en los municipios Guadalupe y Calvo”. “El gobernador no tiene calidad moral para participar en las audiencias”, afirmó el panista. La sesión se convirtió en una confrontación bipartidista. En defensa de Duarte, hablaron los senadores del PRI, Graciela Ortiz González y el exgobernador Patricio Martínez, mientras los otros legisladores del PRD estaban más atentos de despedir a Alejandro Encinas que este día anunciará la renuncia a su partido. En su respuesta a Corral, el gobernador priista afirmó que no podía dejar pasar las acusaciones en su contra. Negó que él fuera socio mayoritario de “un banco que no existe” como es la organización crediticia Unión Progreso. Admitió que hay problema de delincuencia y crimen organizado en la sierra de Chihuahua, pero “Camargo está en paz”. “Señor senador, quien creo que tiene un conflicto de interés es usted. Y no es la primera vez. Usted me ha acusado en más de 20 ocasiones de distintas cosas y la autoridad jamás le ha dado la razón, porque nunca la ha tenido”, afirmó Duarte dirigiéndose a Corral. Duarte acusó a Corral de querer “desestabilizar” a su gobierno porque tiene conflicto de interés, ya que “su hermano estuvo en recaudo de la cárcel fronteriza, en donde tiene la mayor presencia el grupo delictivo de Ciudad Juárez, y los intereses los hemos afectado de frente, y su hermano fue procesado por narcotráfico y su otro hermano por fraude financiero en los Estados Unidos”. Corral ya no pudo responderle en tribuna a estas acusaciones del mandatario priista, pero en rueda de prensa afirmó que era una “bajeza” sacar a colación la situación de su hermano Raúl Corral. “Él es mayor de edad y que asuma sus consecuencias”, afirmó el panista. En la comparecencia, Duarte presumió la disminución de los índices delictivos en Chihuahua, puntualizó que “el mando único policiaco es elemental”, reiteró que es necesario que los militares retornen a sus cuarteles y consideró que el principal problema está en los penales y cárceles. “Mientras no se tenga orden en los centros penitenciarios, mientras que los gobierne la delincuencia organizada, porque no hay lugar más cómodo y más seguro para operar de los grupos delincuenciales, que los mismos centros penitenciarios”, afirmó.