Cinco empresas extranjeras están interesadas en el tren México-Querétaro

viernes, 23 de enero de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- Cinco empresas de capital chino, canadiense, francés, español e italiano ya se apuntaron para participar en la licitación del tren de alta velocidad México-Querétaro, informó este viernes la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). El titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza, precisó que el área correspondiente se reunió con las cinco empresas, que “ya tienen conocimiento no sólo de las pre-bases, sino de todo lo que se requiere para presentar sus propuestas, y no se cambió nada y sólo se ajustaron los días para que fueran exactos". Entrevistado al concluir la inauguración del puente vehicular Camino Real de San Mateo, en el Estado de México, el funcionario federal reiteró que las empresas mencionadas, de las cuales omitió el nombre, ya cuentan con toda la información del proyecto desde hace un año, por lo que el tiempo "no debe ser pretexto". Las bases definitivas serán publicadas el próximo jueves 29, y para el 5 y 10 de febrero están previstas visitas al sitio de trabajo. El pasado jueves 15, cuando se dieron a conocer las pre-bases del proceso licitatorio para la construcción del tren México- Querétaro, la SCT detalló que el trazo del ferrocarril de alta velocidad, cuyo costo original sería de 59 mil millones de pesos, será de 210 kilómetros, los que recorrerá a una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora, completando su recorrido –de la terminal de Buenavista a la de Santiago de Querétaro– en 58 minutos. Será la primera etapa de un gran proyecto de largo plazo para conectar la Ciudad de México con el Bajío, Guadalajara y, posteriormente, el norte del país, apuntó la dependencia. “El Tren de Alta Velocidad México-Querétaro es uno de los más importantes proyectos que forman parte del Plan Nacional de Infraestructura y contribuirá a mejorar la calidad de vida de los mexicanos”, puntualizó. La nueva licitación de la obra se realizará tras la cancelación del pasado 6 de noviembre. Apenas tres días antes, el 3 de noviembre de 2014, la SCT confirmó que el consorcio ganador estaba encabezado por las empresas GIA-A de Hipólito Gerard, cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari quien insistió que no tiene relación con el exmandatario; Constructora Teya, filial de Grupo Higa, del contratista consentido del peñismo, Juan Armando Hinojosa Cantú; Prodemex, de Olegario Vázquez Aldir, postor de la segunda y tercera cadenas de televisión abiertas; GHP Infraestructura Mexicana, y las empresas chinas China Railway Construction Corporation International, CSR Corporation Limited y la francesa Systra, filial del Sistema Nacional Ferrocarriles de Francia. El 6 de noviembre, durante su comparecencia ante comisiones en el Senado, Ruiz Esparza defendió el fallo, y horas después, para sorpresa de todos, ordenó la cancelación. El 9 de noviembre, AristeguiOnLine y la revista Proceso revelaron el escándalo de la llamada “Casa Blanca”, mansión a nombre de una de las filiales de Hinojosa Cantú, la financiadora de la primera dama Angélica Rivera.

Comentarios