Diabetes y obesidad cuestan 85 mmdp al año: IMCO

miércoles, 28 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reveló que los costos en salud y productividad provocados por la diabetes mellitus y la obesidad ascienden a 85 mil millones de pesos anuales. Al presentar el informe Kilos de Más, pesos de menos, los costos de la obesidad en México, el IMCO precisó que de esa cifra 73% corresponde a gastos en el tratamiento médico, 15% son recursos perdidos por ausentismo laboral y el 12% restante es el costo por muerte prematura.

Diabetes y obesidad cuestan 85 mmdp al año: IMCO by Revista Proceso

Detalló que en el país existen alrededor de 8.6 millones de diabéticos a causa del sobrepeso y la obesidad (SPyO), cifra similar a la población que vive en el Distrito Federal, y el grupo de edad más afectado son los adultos en etapa productiva, cuya edad oscila entre los 40 y 60 años. Según los datos del IMCO, en 2012 se registraron más de 59 mil muertes por diabetes atribuibles al SPyO, aunque para ese padecimiento el grupo de edad más afectado fue el de 70 a 79 años de edad. El mayor costo relacionado con las afectaciones de la diabetes, precisó, es el tratamiento médico, aunque hay otros asociados a la pérdida de rendimiento de una persona con diabetes, que se consideraron con base en tres escenarios. En el primero se asume que los diabéticos pierden 3.1% de su tiempo laboral a causa de su padecimiento, y en el segundo los diabéticos no complicados pierden 3.1% de su tiempo laboral por la enfermedad, mientras que los diabéticos complicados pierden en promedio 4.94%. En el tercer escenario se calcula el salario diario perdido por el número de días de ausencia por causas relacionadas con la diabetes. En el caso de pacientes con complicación suman 44.3 días, y sin complicación 1.2 días. México, país líder en obesidad, tiene las más elevadas tasas de enfermos de diabetes en el mundo, y cada año pierde más de 400 millones de horas laborables por diabetes asociada al SPyO, lo que equivale a 184 mil 851 empleos de tiempo completo. Eso representa uno de cada tres empleos formales creados en 2014. En su informe, el IMCO señaló que además del impacto en la economía mexicana, un enfermo con diabetes daña la economía familiar, ya que por diversas complicaciones médicas puede gastar hasta 1.9 millones de pesos en 30 años, llevando a la bancarrota a su parentela. Subrayó que para una persona es 21 veces más barato cambiar de hábitos que tratar una diabetes complicada, ya que el costo de un pre diabético obeso que modifica su dieta y actividad física es de 92 mil 860 pesos en un acumulado a 30 años del diagnóstico. Medidas insuficientes El Instituto Mexicano para la Competitividad aclaró que pese a los esfuerzos impulsados por el gobierno federal para contener la epidemia de obesidad en el país, estos han sido insuficientes. Por ejemplo, apuntó, la recaudación por el impuesto sobre bebidas azucaradas y alimentos no saludables –en vigor desde enero de 2014– es equivalente a 544 pesos por persona con obesidad y sobrepeso. Sin embargo, el presupuesto para la Estrategia Nacional otorga sólo 5.3 pesos por persona con SPyO. Además, detectó que hay una falta de capacitación para el personal educativo, tomando en cuenta que 70% desconoce los criterios para la venta de alimentos preparados y sólo 23% de las escuelas tiene guías para preparar un refrigerio escolar saludable. Aunado a lo anterior, existe debilidad en los mecanismos de verificación y sanción, ya que los incumplimientos deben reportarse al Consejo Escolar, pero sólo 86% de las escuelas tienen uno. Y más: datos del Censo Educativo de 2013 señalan que 80% de las escuelas públicas no tiene bebederos, y a nivel general no existen las suficientes restricciones de publicidad de productos chatarra en cine y televisión, además de que no hay un criterio general para definir cuáles son los productos chatarra y hay poca actividad física. Lo cierto es que la obesidad se ha convertido ya en un problema de salud pública, y conforme pasa el tiempo exige mayores recursos para su atención médica. Actualmente siete de cada 10 adultos padece obesidad, y tres de cada 10 niños está en esas condiciones. Es decir, 60.6 millones de personas (52% de los mexicanos) sufren de obesidad y sobrepeso.