Ebrard acusa a Mancera y al PRI de alentar campaña sucia en su contra

jueves, 29 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Atrapado entre dos fuegos --el del PRI y el del Gobierno del Distrito Federal--, Marcelo Ebrard ya no sabe cómo zafarse del caso de la Línea 12 del Metro, la obra cumbre de su sexenio que está a punto de cumplir un año operando de manera parcial a causa de una serie de fallas de diseño, técnicas y electromecánicas. En declaraciones a MVS Noticias, el exfuncionario capitalino reiteró que la nueva embestida en su contra tiene tintes políticos, con el objetivo de evitar que llegue a la Cámara de Diputados en la próxima legislatura. Sin embargo, subrayó que a pesar de los ataques “no me va a intimidar respecto de mi posición política”. Ebrard sostuvo que tanto el gobierno de Enrique Peña como el de Miguel Ángel Mancera utilizan políticamente el tema de las fallas en la Línea 12 del Metro para denostarlo. “Yo estoy siendo investigado por las autoridades del Distrito Federal desde que esto empezó, no me han llamado, quiero aclarar, desde el día siguiente que se cerró la línea dije: aquí estoy, estoy a las órdenes, doy la cara, no tengo nada de qué avergonzarme, y tengo información que puede ser útil. “No he sido llamado por las autoridades del Distrito Federal. Que se haga una investigación minuciosa, pues me parece correcto, como que sería lo evidente”, dijo. Incluso mencionó que el informe de la Cámara de Diputados fue elaborado por el PRI. “Faltan muchas cosas en ese informe, la voz, para empezar, de tu servidor, pero de muchos otros que deben ser llamados. El informe en realidad es el proyecto del PRI respecto a la línea 12?. A pesar de que el gobierno de Mancera declaró públicamente que la llamada “Línea Dorada” estuvo mal hecha, Ebrard respondió que “”la información que tenía el Jefe de Gobierno es que la línea es segura y operable”. Una línea que está mal hecha, que pone en peligro a las personas, dijo, no la recibes, pero el gobierno de Mancera la recibió sin objetar nada. De la supuesta incompatibilidad de los trenes con los rieles, recordó que todos y cada uno de ellos fueron probados en su momento y no se reportó ninguna irregularidad. Puntualizó que su único pecado “es haber confiado por completo en la ingeniería mexicana, en los técnicos del Metro. Confié absolutamente en su trabajo”. Por todo ello, Ebrard reiteró que el caso de la Línea 12 es político y le puso nombre a los impulsores de esa campaña: El PRI y Miguel Ángel Mancera. En la entrevista, el exjefe de Gobierno capitalino habló también de lo que viene por delante y anunció que analiza la posibilidad de renunciar al PRD y afiliarse al Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Reconoció que mantiene una buena relación con el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, aunque aclaró que “en este momento estoy en el PRD”. Sin embargo, a pregunta expresa, Ebrard admitió: “La pienso mucho (mi renuncia) en función de lo que el PRD esté haciendo”. Ebrard manifestó: “Yo represento dentro del PRD a mucha gente que creemos que ese partido debe cambiar drásticamente”. Y censuró que el PRD se haya asociado con el Partido Nueva Alianza, fundado por la profesora Elba Esther Gordillo, para frenar a Morena en las delegaciones Iztapalapa y Cuauthémoc del Distrito Federal.

Comentarios