Ahora las enfermeras: "¡No hay jeringas, no hay alcohol, pero sí hay corrupción!"

martes, 6 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de amagar con realizar un “plantón” sobre el Paseo de la Reforma hasta alcanzar la solución de sus demandas, principalmente la profesionalización de su labor, cerca de 3 mil integrantes de la Asamblea Intergremial de Enfermeras, Trabajadoras Sociales, Terapeutas y Rehabilitadores Físicos (AIGETT) celebraron su día con una movilización y entablando un diálogo con la titular de la Ssa, Mercedes Juan, para plantear sus reclamos. No fue fácil. Lo lograron tras marchar desde el Centro Médico Nacional Siglo XXI hasta la Secretaría de Salud (Ssa), bloquear las avenidas Reforma e Insurgentes, realizar un mitin en el Angel de la Independencia y amagar con la colocación de casas de campaña en los alrededores de la dependencia, como ocurrió en Acapulco, Guerrero, así como con protestas en 22 entidades del país. Hasta el cierre de esta edición, una comisión de 20 personas seguía dialogando con la funcionaria federal en la sede de la Ssa, ubicada en la calle de Lieja sobre el Paseo de la Reforma, a la altura de la Estela de Luz. Incluso, unos 200 inconformes aguardaban en el jardín de la dependencia y sobre las calles aledañas, donde se instaló un templete y se estacionó un camión que encabezó la marcha, rentado al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Adriana Tavera, licenciada en Enfermería y trabajadora del IMSS y del Politécnico, comentó que desde 1968, cuando se creó la licenciatura, aún aguardan a que el gobierno defina su situación laboral y profesional. Destacó que la mayoría de las personas dedicadas a esta profesión son mujeres. Alrededor de las cuatro de la tarde salió el contingente sobre avenida Cuauhtémoc. Encabezaron los Hospitales Regionales de Alta Especialidad del ISSSTE, seguidos por trabajadores del IMSS, los hospitales de Pemex, UAM, Unitec, el Politécnico, los hospitales del Centro para el Desarrollo Agropecuario (Cedesa), la UNAM y la UAM, Congreso Social del Distrito Federal y la CNTE, Sección 9. “¡Enfermera, callada, jamás será escuchada!”, fue la consigna que comenzaron a corear hasta el cruce con avenida Chapultepec, cerrada en parte por la policía de tránsito local. Los manifestantes enarbolaron una manta, en la que escribieron en letras azules y fondo blanco: “Licenciatura en Enfermería más Profesiograma y Actualización es igual a Servicios de Salud de calidad”. [gallery type="rectangular" ids="392343,392344"] En el altavoz, un enfermero confesó: “Es cierto que los servicios médicos son pésimos, pero se le echa la culpa al personal de salud. ¡Cómo si nosotros fuéramos responsables de la falta de abastecimiento de medicamentos y atención de calidad de la salud! Todos alguna vez hemos necesitado de alguna enfermera o médico para que nos brinde un servicio”. Los contingentes, en su mayoría de estudiantes, pedían comprensión a la sociedad sobre su manifestación y lucha; los automovilistas respondían con el claxon en señal de aprobación. “¡Si no hay solución, nos quedaremos en plantón!”, gritaban unas. “¡La salud, la salud, no es una mercancía, es un derecho humano que defiende Enfermería!”, coreaban otros. Las voces se unían al ondear de banderas con la leyenda: “¡Fuera Peña!”, en un reclamo que replicaban los contingentes, incluyendo a los Institutos Nacionales de Salud Pública (INSP). Una mujer en el altavoz reclamó al gobierno haber “aguantado” que el ‘outsourcing’ o flexibilización laboral haya alcanzado al sector salud, pero lo que no pueden soportar, advirtió, es que confundan su profesión de enfermera con un oficio. “Hay enfermeras contratadas con la modalidad del Seguro Popular y no pueden participar en programas de profesionalización. Es excluyente, pues para ejercer les exigen un título y una cédula profesional”, criticó. Otro miembro de la Sección 9 de la CNTE recordó que hoy se esperaba, como cada año, un acto con el presidente Enrique Peña Nieto, para tomarse la foto con las enfermeras y mostrar que no pasa nada en el país, pero el priista prefirió irse de gira a Estados Unidos. “¡No hay jeringas, no hay alcohol, pero sí hay corrupción!”, improvisaron los contingentes, mientras otro enfermero aseguró que es mentira que hayan convocado a un paro nacional. Por el contrario, afirmó que “no hay pretexto para que no nos reciba Mercedes Juan”. Recordó que el 10 de diciembre, pese al compromiso hecho, la titular de la Ssa “nos echó la puerta en la cara”. A la altura de la Diana Cazadora se observó presencia de la Policía capitalina. Luego sobre el Ángel de la Independencia los inconformes denunciaron por el altavoz que los granaderos pretendían bloquear el avance de la retaguardia, que integraban docentes de la sección 9. “Escucha bien (Miguel Angel) Mancera, no te metas con el personal de Enfermería porque te detenemos los servicios. No se te ocurra, Mancera, tocar a ninguna compañera. No vamos a tolerar un solo detenido”, advirtieron los manifestantes por el altavoz. Ya afuera de la dependencia, en el templete, los oradores recordaron la lucha de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos de manera forzada en Iguala, Guerrero. Enseguida asumieron esa lucha como un ejemplo para la organización del gremio en defensa de sus derechos, los cuales les quieren arrebatar las autoridades, acusaron. La dependencia estaba resguardada por una docena de militares vestidos de policías de la Bancaria e Industrial. Después de una hora de negociación, una comisión de veinte personas entró a una reunión con la funcionaria. El contingente denunció a dos personas que “se colaron” para entrar al lugar. Finalmente, amenazaron con quedarse en el lugar hasta que se atiendan sus demandas, principalmente al derecho al trabajo; además, presionaron con el cierra calles y accesos aledaños a la dependencia, y aseguraron que después de su asamblea del jueves 8 exigirán la renuncia de Mercedes Juan. Ofrece Ssa atender reclamos La secretaria de Salud, Mercedes Juan, reconoció al personal de enfermería como un pilar fundamental para el Sistema Nacional de Salud, debido a que, aseguró, son pieza clave en las acciones de prevención, promoción y atención en las unidades médicas del país. La funcionaria federal indicó en rueda de prensa que “por ello se continuará impulsando su capacitación y mejora salarial a través del Programa de Promoción de la Profesionalización de la Enfermería, Trabajo Social y Terapia Física y Rehabilitación”, indicó, en conferencia de prensa. En el marco de la celebración del Día de la Enfermera, subrayó que de ninguna manera se modificará el programa de promoción de profesionalización de enfermería; por el contrario, dijo, se busca mejorarlo y tener más áreas de oportunidad para el gremio. Luego justificó las modificaciones en el trato profesional de enfermería, “debido al cambio en el perfil epidemiológico que enfrenta el país, en el que las enfermedades crónicas no trasmisibles se han incrementado, por lo que se requieren enfermeras mejor calificadas y más capacitadas para que puedan atender a pacientes en los servicios de nefrología, oncología, y terapia intensiva”. Mercedes Juan agregó que la Secretaría de Salud (Ssa) se mantiene abierta al diálogo para atender sus inquietudes y demandas sobre el programa de profesionalización de enfermería. También indicó que este programa funciona desde 2006 y lo que se busca es darle mayores oportunidades al personal de este sector que esté interesado en estudiar una licenciatura, especialidad, maestría o doctorado. Juan estuvo acompañada por los subsecretarios de Integración y Desarrollo del Sector Salud y de Administración y Finanzas, Eduardo González Pier y Marcela Velasco, respectivamente, así como por el director general de Calidad y Educación en Salud, Sebastián García Saisó; la coordinadora general de la Comisión Permanente de Enfermería, Juanita Jiménez, y la directora general de Recursos Humanos, Graciela Romero, Los inconformes denunciaron en la marcha realizada este día del Centro Médico Siglo XXI a la Ssa que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tener entre 60 ó 70 enfermeras por cada 10 mil habitantes. En México, alertaron, se tiene en promedio 18.9 enfermeras por cada 10 mil habitantes.   mav -fin de texto-

Comentarios