Scherer, "periodista fundamental para México": Cristina Pacheco

miércoles, 7 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La escritora Cristina Pacheco recordó hoy a Julio Scherer García como un “periodista fundamental para México”, al ser entrevistada telefónicamente por la conductora Adriana Pérez Cañedo, durante la segunda emisión del noticiario radiofónico Enfoque. Cristina Pacheco se sumó el fallecimiento de Scherer la madrugada de este martes a los del dramaturgo Vicente Leñero, así como el de su esposo, el poeta José Emilio Pacheco, el año pasado, calificándolos  de “personas irrecuperables”. Reconocida por su programa televisivo Aquí nos tocó vivir en Canal Once del IPN, la autora de Mar de historias inició su recuerdo de Don Julio ante los micrófonos de Radio Mil sobre el fundador de Proceso, así: “Adriana, lo que pasa es que todos queríamos que se fuera el 2014 porque fue de una crueldad tremenda en cuanto a todas las personas que nos arrebató. Y resulta que este año comienza llevándose a Don Julio Scherer García, un periodista fundamental para México, a una persona que tuvo un estilo para hacer las cosas que lo impuso, que hizo escuela, y que era ese estilo una manera o un espacio desde el cual veía a México y a sus grandes personajes en todos los sentidos.” Con la pérdida de Julio Scherer, agregó, “se acaba una etapa del periodismo, aunque por fortuna él ha dejado un grupo de colaboradores que fueron seguidores y atentos de su trabajo”. Añadió: “Pero créeme que es difícil pensar que empezamos este día perdiendo a una persona tan respetada, tan querida… A mí me gustaría decirte que lo traté mucho. No fue así. Nos tratamos ocasionalmente, hablábamos mucho por teléfono. Pero llegó a venir a menudo a nuestra casa con mi esposo José Emilio y yo hace ya bastante tiempo, cuando se hicieron aquí las reuniones para fundar el semanario Proceso, eran reuniones muy gratas donde nos pasábamos la noche y era encantador oírlo, ¡con qué energía y con qué entusiasmo hablaba del proyecto de fundar la revista Proceso!”. Adriana Pérez Cañedo recordó entonces que 2014 se había llevado a talentos como José Emilio Pacheco (cuya columna Inventario fue parte esencial de la revista Proceso desde su fundación en 1976), y al cronista, periodista y hombre de teatro Vicente Leñero, ambos colaboradores muy cercanos a don Julio Scherer García y la sección cultural de la casa Proceso. “Es difícil aceptar tantas pérdidas, Adriana, porque son personas irrecuperables… Si estamos hablando de Scherer, él tuvo el valor de refrendar sus opiniones, podías estar de acuerdo o no con sus puntos de vista; pero él siempre los firmó. Dio la cara y afrontaba las consecuencias de lo que decía.” Pérez Cañedo exaltó la valentía de Scherer ante el acoso y “la violencia” del expresidente Luis Echeverría “en la década de los setentas”, cuando ese gobierno atestó el llamado “golpe contra el diario Excélsior” que dirigía don Julio, a lo que Cristina Pacheco sumó: “Pues sí, pero cuando tienes la certeza de lo que quieres y cuando tienes la razón, yo creo que eso te lanza. Te lanza en la búsqueda de una realización y te digo, cuando venían aquí a tu casa a comer los periodistas con Scherer, o mejor dicho, a cenar, él hablaba de crear el proyecto de Proceso sin ningún titubeo. No creo que haya mostrado nunca el menor temor ni que dijera: ‘Ay, no, no va a ser posible fundar otro medio informativo…’ “¿Recuerdas aquella gran subasta para allegar fondos y juntar dinero para dar nacimiento a Proceso? ¡Fue algo fantástico!” –Y comenzó a surgir otro periodismo en México, con unomásuno… –Estaba pensando en La Jornada, en todos los movimientos que vinieron después de la salida del equipo de Scherer de Excélsior. Recuerda cómo salieron los periodistas de Excélsior brazo con brazo para hacer nuestro el movimiento, esa lección de historia fue extraordinaria para el periodismo de México. –Habrá estudiantes de periodismo que se pregunten quién es Julio Scherer García… –Más que nada, habría que preguntarles por qué quieren ser periodistas. Si lo quieren ser para hacerse millonarios o ser famosos, que lo olviden. “Decía Fernando Benítez que sin valor ni imaginación no hay periodistas. Y Scherer tenía ambas cosas, y además, una avidez, un deseo enorme por abarcarlo todo. Agotó todos los momentos de su vida. Eso es maravilloso… Era un hombre muy intuitivo, me imagino, y esas cosas estaban dictadas en su corazón por una conciencia muy especial del tiempo.” –Sin duda es una muerte para lamentar, pero también una oportunidad para verlo como un ejemplo para las nuevas generaciones de periodistas. –Para todos, Adriana, no sólo para los periodistas. Yo insisto en que cuando se cree en una cosa y realmente uno anhela hacerla, tiene que agotar todos los recursos posibles. Como don Julio Scherer. Finalmente, Cristina Pacheco añadió: “Lo extraño. Lo voy a extrañar porque es como una parte de una estructura que se pierde; pero también tengo esperanza y creo en la gente, y creo que ese espacio que nos deja Scherer tiene que ser llenado por alguien que ame con tanta pasión el maravilloso oficio del periodista”.

Comentarios