Dresser reta a Salinas Pliego a un debate sobre orígenes de TV Azteca

jueves, 8 de enero de 2015
MÉXICO D.F., (apro).- La escritora y académica Denisse Dresser retó al dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, a un debate “en un medio público” sobre la privatización de lo que fue Imevisión, así como otros temas polémicos como el préstamo de Raúl Salinas de Gortari en 1993, el caso Codisco-Unefon o el asalto al cerro del Chiquihuite para apropiarse de Canal 40. El reto lo lanzó en respuesta al desplegado “intimidante” de Grupo Salinas que mandó publicar el pasado miércoles 7 en el que da respuesta a un artículo publicado por Denisse Dresser en el periódico Reforma el 29 de diciembre de 2014, con el título “¿Paz Mafiosa o Real?”. En ese texto Dresser planteó la siguiente pregunta: “¿La privatización de lo que hoy es TV Azteca fue ganada por Ricardo Salinas Pliego debido a la intervención de Raúl Salinas en su favor?”. Diez días después, Grupo Salinas respondió en un desplegado a plana entera afirmando que la pregunta se hace “de manera dolosa y sin prueba alguna”. Afirmó que Salinas Pliego “ganó la licitación del denominado paquete de medios realizada en 1993 porque presentó una oferta 30 por ciento superior a la más cercaba, lo que significa que el gobierno mexicano obtuvo un ingreso de 640 millones de dólares”. “La de Imevisión fue a todas luces una privatización exitosa, que abrió la competencia en el mercado de la televisión y que le dio a los mexicanos una alternativa para tener acceso a información, cultura y entretenimiento”, sentenció el desplegado firmado por Jaime Ramos Rivera, director general de Comunicación Corporativa de Grupo Salinas. No bastó la aclaración en el desplegado. Fiel al estilo del Grupo Salinas y de TV Azteca, en este texto pagado a plana entera la reprochan a Dresser que nunca indagó sobre el presunto despojo de Alejandro Junco de la Vega “a su propio padre las acciones de El Norte, que dan rigen a Grupo Reforma”. “¿Será que teme que esta información sobre su jefe pudiera dar pie a que se haga público el proceso mental que sufrió hace un tiempo, y que fue ampliamente detallado en redes sociales, que la llevaron a internarse en un hospital de Los Ángeles por intento de suicidio?”, pregunta el desplegado de manera insidiosa. “¿Será que la señora Dresser desea ocultar que muchas de sus inquisidoras preguntas y reflexiones provienen más de un estado emocional alterado que de periodismo serio?”, continúa. “Esas preguntas también merecen, para su público, una respuesta clara”, afirma el texto. En respuesta, Dresser afirmó en su cuenta de Twitter: “Para @RicardoBSalinas: podrá intentar intimidarme/desacreditarme. Como dice poema Invictus, tendré la cabeza ensangrentada, nunca doblegada”. En un segundo mensaje, afirmó: “Lo invito a debatir conmigo en medio público privatización de Azteca, préstamo Raúl Salinas, Codisco-Unefon, Canal 40”. No es la primera vez, que Salinas Pliego enfila sus baterías contra algún crítico del proceso de privatización de Imevisión o contra información relacionada al préstamo de Raúl Salinas de Gortari. Un largo litigio en tribunales sostuvo con La Jornada, precisamente por haber publicado el préstamo del “hermano incómodo” del ex presidente Salinas de Gortari. En otras ocasiones, Salinas Pliego ha utilizado la concesión del canal 13 o del canal 7 para lanzar ataques a quienes considera que afecta sus intereses. Sin olvidar el famoso linchamiento mediático de junio de 1999 contra el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas, entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, a quien acusó de ser el responsable del asesinato de su conductor Francisco Stanley. Ninguna autoridad responsable frenó entonces a Ricardo Salinas Pliego quien apareció en la pantalla de su canal en ese entonces para cuestionar el valor de las elecciones en un gesto que fue considerado como un primer intento de golpismo mediático.