Juez de EU niega fianza a hijo de Osiel Cárdenas

jueves, 8 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Osiel Cárdenas, hijo del narcotraficante Osiel Cárdenas Guillén, sentenciado a 25 años de cárcel en Estados Unidos, deberá permanecer en prisión, luego de que un juez federal de Brownsville, Texas, negó su liberación caucional. Osiel hijo fue detenido el pasado 31 de diciembre por agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, cuando trataba de cruzar hacia México por el Puente Internacional Brownsville-Matamoros, con un cargamento de municiones ocultas en su vehículo. Por ese hecho, fue retenido y consignado por el presunto delito de contrabando de armas a México. En una audiencia en la Corte Federal en Brownsville, el juez Ronald G. Morgan negó la fianza al hijo del exdirigente del Cártel del Golfo Cárdenas Jr., al considerar que el acusado representa un riesgo de fuga por la naturaleza del delito del que se le acusa, su lugar de residencia y sus viajes a México, así como el empleo y la propiedad de negocios en ese país. De acuerdo con la minuta de la audiencia, el juez determinó que más allá de la detención, no hay ninguna condición o combinación de condiciones para asegurar la comparecencia del acusado en los futuros procedimientos judiciales. Las autoridades federales lo acusan de tratar de exportar de manera consciente y voluntaria de Estados Unidos a México 290 cartuchos de munición 0.9 milímetros, 161 cartuchos de municiones 0.223 milímetros; 29 cartuchos de 7.62 milímetros y dos cargadores de rifle para balas de 0.223 milímetros. Cárdenas Jr., nacido en Estados Unidos, conducía una camioneta Cadillac Escalade 2015 de color negro y al tratar de cruzar hacia el lado mexicano, negó transportar consigo algún tipo de contrabando. Durante la inspección de la camioneta se encontró el contrabando de municiones en la guantera y en un compartimento ubicado en el tablero del automóvil. La acusación señala que al ser arrestado, Cárdenas Jr. admitió que las municiones eran de su propiedad y que las había escondido para evitar la inspección porque conocía que era ilegal el exportarlas a México. Cárdenas Jr. tiene como abogados defensores a Crispín C.J. Quintanilla y Roberto J. Yzaguirre, quienes se encargaron de la defensa de su padre a finales de la década pasada en el juicio federal en Houston, en el que fue sentenciado 25 años de prisión.