Hallan dos cuerpos desmembrados en fosa clandestina en Morelos

miércoles, 14 de octubre de 2015
PUENTE DE IXTLA, Mor. (apro).- Los cuerpos de dos jóvenes desmembrados fueron localizados en una fosa clandestina ubicada en la colonia Norte de este municipio, en los límites de Morelos con Guerrero, quienes fueron identificados como trabajadores del edil de Amacuzac, Noé Reynoso Nava, destituido recientemente por orden de un juez laboral. Derivado de una denuncia anónima, policías de Investigación Criminal realizaron un cateo al domicilio localizado al pie de la carretera federal que lleva a Iguala, Guerrero. El operativo inició anoche y fue a unos 400 metros, en un predio utilizado como huerto, donde fue localizada la fosa clandestina y luego los cuerpos desmembrados de estos jóvenes. Según reportes policiacos, elementos de Protección Civil del municipio y del Mando Único cavaron y encontraron dos pantalones de mezclilla, así como un cinturón de tela y dos huaraches de correa. Enseguida encontraron un costal vacío y una bolsa negra con los torsos y las extremidades de estas personas. El comisionado estatal de Seguridad (CES), Jesús Alberto Capella Ibarra, presumió que los restos pudieran corresponder a dos trabajadores del exalcalde de Amacuzac, Noé Reynoso Nava. En rueda de prensa, Capella Ibarra dijo que este hecho pudiera tener relación con el atentado que sufrió el exedil en septiembre pasado, cuyo secretario particular y exregidor de Seguridad Pública, Álvaro Valle Gómez, fue asesinado la semana pasada. Desde el 2013 varios mensajes dirigidos a Reynoso Nava fueron encontrados en zonas de la región sur, uno de ellos dejado a un costado de un cadáver descuartizado y embolsado. En noviembre pasado, se encontró el cuerpo de un hombre desmembrado junto a una manta con un mensaje dirigido a Reynoso Nava y Federico Figueroa –hermano del finado cantante Joan Sebastian. En el texto se acusa que ambas personas son presuntos operadores del grupo delictivo Guerreros Unidos, además, en junio anterior un mensaje similar fue colgado en un puente de la colonia Milpillas, en Cuernavaca.