CIDH ordena al Estado mexicano abatir rezagos de la etnia Yaqui

viernes, 23 de octubre de 2015
HERMOSILLO, Son., (apro).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ofreció un periodo de cuatro meses al Estado mexicano para acordar una “solución amistosa” con la etnia Yaqui. De acuerdo con el portavoz “del pensamiento y vanguardia” de la tribu, Ernesto Argüelles, este fallo prevé que el “gobierno civil” defina políticas públicas para abatir los rezagos en materia de derechos de agua, territorio, educación y cultura que padece esta comunidad indígena sonorense. "El Estado mexicano tiene un plazo de cuatro meses para atender esta recomendación e iniciar un diálogo amistoso con la etnia que lleve a una reconciliación histórica y verdadera", detalló Argüelles. De acuerdo con el informe de admisibilidad de la CIDH fechado el 28 de julio de este año, se encontraron argumentos –sin prejuzgar el fondo del asunto- que el estado mexicano violentó nueve artículos de la Convención Americana y siete de la Declaración Americana. Establece que a partir del 29 de septiembre de 2015, cuando se envió las notificaciones a la etnia sonorense y al gobierno mexicano, se tiene un periodo perentorio de cuatro meses para resarcir de manera “amistosa” los daños ocasionados. En caso que las partes no concurrieran en un acuerdo, añade el reporte de la Corte, se “proseguirá con el trámite de la petición”, de acuerdo al artículo 40 del reglamento de la CIDH. La tribu expuso ante la CIDH 21 asuntos que suponen la violación de los derechos humanos en su territorio –aún sin delimitar-. En tanto el Estado mexicano en 11 puntos admite parcialmente los retrasos en los acuerdos tomados con la tribu, y en ningún momento se compromete a cumplirlos. El portavoz Argüelles adelantó que existe una agenda conformada por la Corte para entregar avances de la relación entre ambas partes y las citas son programadas en Washington D.C. Esta denuncia fue interpuesta ante la CIDH el 26 de enero de 2006; la Corte pidió ampliar los informes el 19 de julio de 2011; y conminó a una “solución amistosa” entre las partes el 28 de julio anterior, con efectos a partir del 29 de septiembre.

Comentarios