Insuficientes, esfuerzos contra el cambio climático: ONU

viernes, 30 de octubre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- El cambio climático se convirtió en un tema de preocupación internacional y los países se comprometieron a dejar en 2 grados la temperatura global al final del siglo, no obstante, los planes de reducción voluntaria de gases contaminantes que entregaron 146 gobiernos no alcanzarán ese objetivo, señaló la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Los esfuerzos han sido insuficientes y el aumento de la temperatura rebasará los 2.7 grados, advirtió en un informe publicado este viernes. Si los Estados cumplen con sus promesas, que no son vinculantes, la humanidad liberará 55 mil millones de toneladas de gases de dióxido de carbono en la atmósfera en 2025 y 2 mil millones de toneladas más en 2030. En este escenario, el incremento sería menor en una tercera parte al registrado entre 1990 y 2010, destacó. En su cuenta de Twitter, el canciller francés Laurent Fabius reaccionó a los datos presentados y subrayó la “importancia de un acuerdo” durante la la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cop 21) que próximamente se realizará en París. En diciembre de 2013 el organismo encargado de vigilar la aplicación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) invitó a los Estados parte a compartir los planes nacionales de reducción voluntaria que elaboraron para mitigar los efectos del cambio climático en el futuro. Pidió a los gobiernos que sus promesas sean “justas y ambiciosas”, además de realistas. Tras analizar las promesas de los gobiernos –con metodologías de distintas calidades--, la UNFCCC concluyó que los esfuerzos “ambiciosos” que se comprometieron a realizar no bastarán para contener el calentamiento global. Además, observó que muchos Estados parte condicionaron la implementación plena de sus estrategias a ciertos factores, entre ellos el acceso a recursos financieros, transferencias de tecnologías, cooperación técnica o “el nivel de esfuerzos adoptado por otros países”. En el caso de que varios países empleen tácticas de “dumping ambiental” –que consisten en reducir los costos de producción al no respetar el mismo nivel de protección ambiental--, muchos otros abandonarán sus promesas, apuntó. De igual manera, destacó que cada país dejó claro que realizará sus esfuerzos de mitigación “sobre la base de sus circunstancias nacionales y sus prioridades de desarrollo”, entre ellos “el crecimiento económico y demográfico”, “el proceso de urbanización e industrialización rápido”, o “las aspiraciones al crecimiento y a la erradicación de la pobreza”. Algunos Estados “subrayaron los beneficios mutuos que genera la acción contra el cambio climático”, precisó. La UNFCCC subrayó que sus estimaciones se basan en la información proporcionada por los Estados, que utilizaron metodologías distintas, por lo que presentaron datos de diferentes naturalezas –así como de calidad heterogénea-- y estrategias diversas. En su plan nacional de reducción voluntaria, México se comprometió a reducir en 22% sus emisiones de gases de efecto invernadero y en 51% las de carbono negro para 2030, y anunció que en caso de firmarse un acuerdo global ambicioso, esas disminuciones podrían alcanzar 36% y 70%, respectivamente. Sin embargo, en el documento que entregó a la UNFCCC, el gobierno actual planteó que esta reducción no se observará sino hasta 2026 –en dos sexenios--, cuando las emisiones de gases de efecto invernadero alcanzarán “su máximo” y luego disminuirán gracias al uso de energías limpias y a la modernización tecnológica en la industria, las ciudades y el campo.

Comentarios