Se pliega CNDH al discurso peñista; crisis "sólo en algunas zonas", dice

lunes, 5 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, difirió de las conclusiones preliminares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo que luego de su visita de trabajo consideró que México pasa por una “grave crisis de derechos humanos”. Plegado al discurso oficial, González Pérez declaró que sólo “en algunas regiones, en alguna zonas del país hay crisis de derechos humanos”, sin precisar geográficamente su consideración. Entrevistado al término del lanzamiento de la Campaña Nacional de Prevención de la Trata de Personas, el ombudsman nacional evitó comentar sobre el reiterado posicionamiento del gobierno de Enrique Peña Nieto de rechazar los señalamientos de órganos internacionales sobre la preocupante situación de derechos humanos en el país. Para el funcionario, más allá de las descalificaciones que representantes del gobierno federal han hecho de relatores especiales --como el caso de Juan Méndez, experto de la ONU quien documentó la tortura en el país--, “lo importante es que se confirma que hay determinación de tener apertura con los organismos internacionales”. Apuntó que ya que la CIDH “puso en la agenda temas sensibles, debemos atenderlos; son temas presentes en algunas regiones del país”. La CNDH “seguirá trabajando de acuerdo a sus resoluciones”, dijo. El pasado viernes, al dar a conocer sus primeras conclusiones sobre la visita a México, el pleno de la CIDH --encabezado por la presidenta, Rose Marie Bell Antoine--, advirtió que México está sumido en una “grave crisis de derechos humanos”, caracterizada por “una situación extrema de inseguridad y violencia; graves violaciones, en especial desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y tortura; niveles críticos de impunidad y una atención inadecuada e insuficiente a la víctimas y a familiares”. Horas después de la presentación del documento, el subsecretario de Derechos Humanos, Roberto Campa Cifrián, salió ante medios de comunicación a rechazar el contenido del informe. Apuntó que “el Estado mexicano considera que si bien algunos casos específicos que ellos observaron (los comisionados de la CIDH) estos no reflejan la situación general del país en materia de derechos humanos”. Este lunes, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, señaló que tuvo un encuentro con integrantes del CIDH durante su visita al país. Agregó que este lunes se reuniría con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, quien está también de gira de trabajo en México. “Hay que entrar en lo positivo de estas visitas. Es el llamado que estamos haciendo para que se cumplan, para que se atiendan y para que se consideren las recomendaciones que han hecho órganos internacionales. No es la primera vez que hago este exhorto. No podemos quedarnos en los diferendos”, aconsejó el ombudsman. Insistió que las visitas de representantes de órganos internacionales “muestran la apertura del país”. No obstante, aclaró que “son complementarios o subsidiarios a los órganos nacionales, no son sustitutivos. Y aquí hay una CNDH que está haciendo investigaciones serias, imparciales, profundas, objetivas y sobre todo que sus resoluciones tienen que estar sustentados en evidencias”.

Comentarios