Marchan en CU por "democratización" de la elección del rector

martes, 6 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Iniciado el proceso de designación del próximo rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), continúan las protestas de un sector de la comunidad universitaria que demanda la democratización de la elección, hasta ahora exclusiva de 15 “notables” que conforman la Junta de Gobierno de esa institución. Esta vez fue un pequeño grupo de estudiantes y egresados los que organizaron una marcha, al interior de Ciudad Universitaria, que partió de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales con rumbo a la Torre de Rectoría. Cerca de 50 jóvenes iniciaron la movilización, con una manta blanca como estandarte: “Por la democratización de la UNAM, abajo la Junta de Gobierno”. Sebastián Rivero, estudiante de Relaciones Internacionales, justificó la débil convocatoria argumentando que era éste un primer ejercicio para hacer oír sus demandas y que la acción había salido “apenas” el fin de semana, con apoyo en redes sociales de casi 500 personas, que no se reflejaron sobre la marcha. Sin embargo, entre consignas como “falacia, falacia, en la UNAM no hay democracia”, los jóvenes fueron consiguiendo adeptos sobre sus pasos. Recorrieron las facultades de Ciencias, Ingeniería, Medicina, Economía y Derecho hasta sumar más de 200 voces y hacerse escuchar de cara a la sede de la Rectoría de la Universidad Nacional. “Qué la Rectoría no se vuelva una secretaría de Estado”; “abajo la antidemocracia en la UNAM”; “gobierno de académicos y trabajadores con mayoría estudiantil”, y “abolición de la Junta de Gobierno”, fue parte de lo que se leyó en algunas pancartas. La protesta que inició al mediodía alcanzó su destino pasadas las 3 de la tarde. Como puntos centrales, exigieron una elección por voto universal, directo y secreto, la disolución de la Junta de Gobierno y la “defensa” de la autonomía universitaria “frente al Estado, en particular en lo referente a la pretendida intromisión del presidente de la República en su designación”. Desde un altavoz, argumentaron: “La burocracia (de la UNAM) nos dice un argumento engañoso: dicen que si la comunidad elige democráticamente al rector, el proceso se va a politizar y a generar un caos. Esta es una falacia. Muchas universidades de Latinoamérica y del mundo son democráticas. “Los integrantes de la Junta de Gobierno no son elegidos por criterios académicos, por sus contribuciones al conocimiento y a la ciencia. No queremos un proceso tan cerrado, y que el rector sea elegido por una cúpula de 15 iluminados que definen el destino de la universidad”, concluyeron.

Comentarios