Acusan a integrantes del GIEI de 'encubrir” al ERPI

martes, 17 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- A menos de dos semanas de que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) retomó su trabajo de investigación sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, los embates en su contra continúan, ahora en las figuras de Claudia Paz y Paz y Ángela Buitrago, exfiscales de Guatemala y Colombia, respectivamente. En septiembre pasado, después de que el GIEI contradijo la “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República (PGR), la presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, y su brazo derecho, Samuel González Ruiz, exigieron la salida del Grupo, alegando “conflicto de interés” por parte del secretario ejecutivo de la Organización de Estados Americanos (OEA), Emilio Álvarez Icaza, y de Francisco Cox, integrante del GIEI. Este martes, a unos días de que el GIEI retomó su trabajo, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, encabezado por José Antonio Ortega Sánchez, cuestionó que los expertos defiendan “como dogma de fe” la versión de los sobrevivientes de los ataques perpetrados el 26 y 27 de septiembre del año pasado, quienes han dicho que la toma de camiones era para acudir a la marcha conmemorativa del 2 de octubre en la Ciudad de México. Es una explicación “absurda y pueril”, dijo. También criticó que en su documento el GIEI desestime “las revelaciones de los sicarios y jefes de Guerreros Unidos detenidos acerca del móvil para desaparecer y masacrar a los normalistas, al considerar la presencia de éstos como parte de una ‘invasión’ o provocación de Los Rojos, el grupo criminal rival”. El Consejo Ciudadano, que en su momento relacionó al líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, con el exalcalde de Iguala José Luis Abarca esta vez también involucró a Los Rojos con “el terrorista Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI)”. En un documento destacó que Ángela María Buitrago y Claudia Paz y Paz “tienen una agenda ideológica y política proterrorista” que ha llevado al GIEI a “encubrir al ERPI”. Paz y Paz, subrayó, fue militante del Ejército Guerrillero de los Pobres, en el que supuestamente participaron “su padre y sus hermanos”. De igual manera sostuvo que la exfiscal general de Guatemala utilizó su cargo para proteger a los “grupos herederos del Ejército Guerrillero de los Pobres” y actuar contra “quienes combatieron a los grupos terroristas financiado por Cuba y la Unión Soviética”. En la misma frecuencia que Alto al Secuestro, el Consejo Ciudadano despotricó contra el GIEI, el cual, apuntó, impone “sus agendas destructivas para distorsionar los hechos y ocultar la verdad”.

Comentarios