Caro Quintero aún debe 12 años de cárcel, sentencia la Corte

miércoles, 18 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó la sentencia de 40 años contra Rafael Caro Quintero, líder histórico del narcotráfico en México, que se encuentra prófugo desde hace dos años. La Corte terminó por desandar el camino que había iniciado en 2013, luego de haber dejado que el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal con sede en Jalisco decidiera la liberación de quien fuera uno de los jefes del cártel de Guadalajara. La Primera Sala del máximo tribunal cerró así el caso después de 30 años que tardó la justicia federal para emitir una sentencia definitiva contra Caro Quintero, de 63 años, quien en los años 80 del siglo pasado dominó el tráfico de droga en México. Por mayoría de cuatro a uno, los ministros de esa Sala confirmaron la pena contra el excapo sinaloense por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, y el piloto aviador que lo acompaña, Alfredo Zavala. El voto minoritario fue del ministro José Ramón Cossío Díaz, quien consideró que como juez constitucional, “no puedo validar la violación al derecho humano fundamental de ser juzgado en un plazo razonable”, ya que Caro Quintero permaneció “más de un cuarto de siglo en prisión preventiva, sujeto a un proceso penal no concluido”. Caro Quintero estuvo 28 años preso en distintos penales del país, acusado además de narcotráfico y posesión ilegal de arma. Fue detenido en 1985 en San José, Costa Rica, tras la muerte de Camarena. En las primeras horas del 9 agosto de 2013 fue liberado cuando el Colegiado determinó que ya había cumplido las penas por narcotráfico, pero sobre todo porque en el caso del homicidio de Camarena durante el proceso penal no se demostró que éste estuviera acreditado diplomáticamente como agente de la DEA. En consecuencia, el Colegiado determinó que el caso era del fuero común, por lo que no debió ser instruido por la justicia federal. Por ese error procesal, el Colegiado determinó su liberación. Ante la indignación de Estados Unidos por la excarcelación de Caro Quintero y sus presiones a la Procuraduría General de la República (PGR), la misma Primera Sala revocó el amparo concedido por el Colegiado. La revocación se tradujo en una nueva orden de aprehensión de Caro Quintero. Ahora, la Primera Sala negó el amparo con el que el excapo quería saldar en definitiva su caso. En noviembre de 2013, en vísperas de que la Corte resolviera sobre su liberación, Caro Quintero envió al presidente Enrique Peña Nieto una carta, misma que obtuvo la revista Proceso y publicó en su edición 1935. En la misiva, el narcotraficante expresó: “Lo que tenía que pagar ya lo saldé” y le pidió a Peña no dejarse llevar por el ánimo de “venganza y revancha” de Estados Unidos. Con la nueva y definitiva decisión de la Corte, en caso de ser reaprehendido Rafael Caro Quintero deberá purgar aún 11 años y siete meses de prisión.

Comentarios