Se alista AMLO para tomar las riendas de Morena… rumbo al 2018

miércoles, 18 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- El excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador no ha ocultado su deseo de buscar de nueva cuenta la Presidencia de la República. “La tercera es la vencida”, ha dicho en diversas ocasiones el tabasqueño, quien al parecer se alista para tomar las riendas del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena). En medios de comunicación y entre los propios militantes de esa fuerza política corrió el rumor de que el próximo fin de semana, en su sesión de Congreso Nacional, los 300 participantes elegirán al exjefe de Gobierno como presidente nacional de Morena. Supuestamente el nuevo cargo de López Obrador forma parte de la estrategia de Morena para posicionarlo rumbo a la elección presidencial de 2018, lo que ha ocasionado reacciones en su contra en los últimos días, sobre todo del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Entre esas reacciones resalta la propuesta de reforma electoral de Manlio Fabio Beltrones, presidente nacional del PRI, para evitar la aparición del tabasqueño en los spots de Morena transmitidos en tiempos oficiales. La medida surgió tras la revelación de dos encuestas publicadas en los periódicos ‘Reforma’ y ‘El Universal’, donde López Obrador destaca como puntero presidencial. El pasado 26 de agosto Morena lanzó la Convocatoria al II Congreso Nacional Ordinario que se realizará en esta ciudad los días 20 y 21 de noviembre para renovar a los 21 integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), incluidos su presidente y secretario general. En consecuencia, el 24 de octubre se anunció que Martí Batres dejaba la presidencia nacional para asumir la dirigencia del partido en el Distrito Federal. La secretaria general, Bertha Luján, quedó como encargada del despacho. “El principal objetivo de responsabilizar a Batres en la nueva encomienda consiste en contribuir al triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales de 2018”, se indicó. De acuerdo con el quinto punto de la convocatoria al Congreso Nacional, serán elegibles los “protagonistas del cambio verdadero” que estén en pleno uso y goce de sus derechos partidarios y no desempeñen un cargo de elección popular o sean ministros, jueces federales, locales, magistrados o servidores públicos, entre otros, salvo que se separen definitivamente del cargo. Así, en la sesión del próximo fin de semana se elegirá a los 200 integrantes del Consejo Nacional y a su presidente o presidenta, y se constituirán los congresos y consejos de los 300 distritos electorales federales. También se cambiarán las asambleas y congresos de los mexicanos en el exterior, así como los congresos y consejos estatales y el congreso nacional ordinario. El miedo del PRI De manera paralela a los eventuales cambios en Morena, el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, promueve una reforma electoral para “frenar” el ascenso de López Obrador, quien respondió así en su cuenta de Facebook: “Quieren sacarme por completo de los medios de información: ya sea prohibiendo que aparezca mi imagen o estableciendo que se van a tener que comprar los tiempos en radio y televisión”. Durante su gira por Veracruz, el excandidato presidencial comparó la iniciativa de Beltrones con el desafuero promovido en su contra en 2006: “Es como otro desafuero con miras al 2018. Por cierto, en esa ocasión Beltrones, quien era presidente de la Cámara de Diputados, se alió a Vicente Fox porque no querían que mi nombre apareciera en la boleta electoral de 2006. Hay que estar atentos. Voy a empezar a denunciar este atentado a la libertad y a la democracia en organismos internacionales de justicia y de derechos humanos”. Días antes, el viernes 13, el tabasqueño acusó al expresidente Carlos Salinas de Gortari de enviar a Beltrones para criticarlo y acusarlo de tramposo, porque “la mafia del poder está preocupada por el 2018” y quiere borrarlo de la contienda, dijo. “Ellos son dueños o tienen a su servicio a casi todos los medios de información y, por si fuese poco, en los tiempos oficiales tienen 10 veces más que nosotros”, escribió en su cuenta de Facebook. Añadió: “Vetarnos por completo, con cualquier argucia, sería elevar la censura a rango supremo. En otras palabras, se estaría cancelando por completo la libertad de expresión. Estemos atentos. Es un mensaje de la mafia, del hampa de la política y son capaces de todo”. Posteriormente, en el municipio Villa García, Zacatecas, López Obrador señaló a ocho personas elegidas por la “mafia en el poder” para definir al candidato presidencial para 2018. Precisó que se trata de “los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; Hacienda, Luis Videgaray Caso, y Educación, Aurelio Nuño Mayer, así como el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, José Antonio González Anaya. Destacó que en la lista también están “la esposa del panista Felipe Calderón, Margarita Zavala Gómez del Campo; el gobernador de Nuevo León, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, y hasta el jefe de Gobierno del Distrito Federal Miguel Ángel Mancera Espinosa”. Para López Obrador, cualquiera de esos funcionarios cumple con las características de ser “empleado, títere, pelele de la mafia en el poder”. Son parte del régimen de corrupción y privilegios padecidos en el país, apuntó. Y remató: “Los potentados no quieren al partido político Morena y a su posible candidato, ahí está la realidad, no ven con buenos ojos a Morena porque quiere que haya un cambio, una transformación y terminar con la corrupción en el país, que es el principal problema de México”.

Comentarios