México, el país con más asesinatos de periodistas en el continente americano: CIDH

lunes, 2 de noviembre de 2015
WASHINGTON (apro).- Con México a la cabeza en la lista de países con más asesinatos de periodistas en el continente americano, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hizo un llamado para “poner fin a la impunidad” de los crímenes contra los comunicadores, cuyos asesinos generalmente no reciben castigo. “En el contexto regional, uno de cada tres de los asesinatos documentados por la Relatoría ocurrió en México (55 en total) y casi uno de cada cinco en Honduras (28 en total)”, destacó el organismo al conmemorar el “día internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra los periodistas”. En el tercer lugar de la lista con más asesinatos contra ese sector se encuentra Brasil, con 25 casos, seguido de Colombia, con 11; Guatemala, con nueve, y Perú, con seis casos, al igual que Paraguay. “Desde 2010 a la fecha, 150 periodistas y trabajadores de medios de comunicación fueron asesinados en el continente americano, presuntamente por motivos vinculados al ejercicio de la libertad de expresión, por informar, comentar u opinar sobre hechos y situaciones que sucedían en su comunidad. Esto significa que cada 14 días un periodista es asesinado en América”, destacó la Relatoría. Y dado que “no es un fenómeno nuevo” en las naciones que integran la Organización de Estados Americanos (OEA), pidió a los gobiernos que elaboren “un enfoque estratégico y armonizado” para parar con los asesinatos de los periodistas y la impunidad que hay alrededor de esos crímenes. Como ha sido común en México, por ejemplo, la Relatoría enfatizó que sólo “muy pocos” de los autores intelectuales de los asesinatos de periodistas “han recibido algún tipo de condena” o castigo. Subrayó que las investigaciones de esos crímenes avanzan lentamente y sufren de deficiencias jurídicas. “Para prevenir que los hechos de violencia que han sufrido comunicadores de todo el continente no se repitan y perpetúen, es indispensable que se investigue, juzgue y condene a todos los autores, tanto materiales como intelectuales”, propuso. De acuerdo con la Relatoría, la violencia contra los periodistas ocurre con más frecuencia en zonas o territorios de países que afrontan el problema de una gran presencia del crimen organizado, como es el caso de México. “En muchos casos, lamentablemente, se ha verificado que estas organizaciones ejercen la violencia en colusión con agentes estatales”. Subrayó que las autoridades “no deben descartar el ejercicio del periodismo como un móvil del asesinato o la agresión antes de que se complete la investigación”, e insistió en que “romper el círculo de agresiones es necesario para terminar con la impunidad”. El organismo sostuvo que la situación de violencia e impunidad de los crímenes contra periodistas es una prioridad para el Sistema Interamericano, y que así lo manifestó recientemente Humberto Sierra Porto, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en un evento preparatorio para la conmemoración de este día en San José de Costa Rica. ONU pide acabar con la impunidad Por otro lado, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, instó a los gobiernos de la región a proteger la vida y los derechos de los periodistas y adoptar medidas para prevenir la violencia contra ellos, lo que calificó como “la forma más extrema de censura”. “Levantamos nuestra voz para recordar la forma de censura más extrema que existe, la eliminación de las voces críticas de quienes informan sobre los hechos de interés público a sus comunidades”, dijo. El llamado de la OEA se suma al de varias organizaciones internacionales encabezadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que exigen se ponga un alto a la violencia contra los comunicadores. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se pronunció contra la impunidad que envuelven los crímenes contra periodistas en el mundo: 700 en los últimos diez años. En un comunicado difundido por el sistema de información de Naciones Unidas, urgió a los Estados miembros a “proteger a los periodistas y llevar ante la justicia a aquellos que atacan a los responsables de la comunicación”. Luego de recordar el asesinato de dos periodistas franceses en Mali, el 2 de noviembre de 2013, la ONU señaló que sólo uno de cada diez casos de muertes violentas contra comunicadores se resuelve y menos de 10% son plenamente investigados. En su mensaje, el secretario general insistió en reforzar las garantías de seguridad para los periodistas, y puntualizó que la “impunidad aumenta el temor entre los profesionales y permite a los gobiernos censurar” sin restricciones. Al llamado de Ban Ki-moon se sumó la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, quien resaltó que en los últimos seis años ha “condenado pública e inequívocamente más de 540 casos de asesinatos de periodistas, profesionales de los medios de comunicación y productores de contenidos para las redes sociales que generan una gran cantidad de información”. Tras insistir en “la necesidad de realizar investigaciones más exhaustivas”, Bokova resaltó que cada crimen de periodista sin resolver “alienta a otros criminales y provoca un ciclo vicioso de violencia”.

Comentarios