Desmantela EU red de tráfico de mujeres y encausa a ocho mexicanos

viernes, 20 de noviembre de 2015
WASHINGTON (apro).- El Departamento de Justicia estadunidense anunció el desmantelamiento de una red de tráfico de personas y el encausamiento de ocho mexicanos a quienes acusa de tráfico de menores para su explotación sexual. “Este jueves en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York se reveló un encausamiento judicial de 27 cargos contra ocho acusados de chantaje, conspiración para ejercer coerción a personas por la fuerza para traficarlas y explotarlas sexualmente; fraude, tráfico sexual de menores, prostitución, tráfico ilegal de personas, lavado de dinero y otros delitos”, anuncio el Departamento de Justicia. El gobierno estadunidense indicó que desde el miércoles de esta semana cinco de los acusados fueron detenidos en México, dos en la ciudad de Queens, Nueva York, y uno más que ya se encuentra bajo custodia de los autoridades en el estado de Virginia del Oeste. Los integrantes de esta red de tráfico de personas y menores de edad para su explotación sexual en Estados Unidos son Jovan Rendón Reyes, “El Jovani”; Saúl Rendón Reyes, “El Santico”; Guillermina Rendón Reyes; Francisco Rendón Reyes, “El Pancho”; José Rendón García, “El Gusano”; Félix Rojas; Odilón Martinez Rojas, “El Chino”, y Severiano Martinez Rojas. El anuncio de la captura de los ocho mexicanos y de los cargos federales en su contra fue hecho por la procuradora general Loretta Lynch; Sarah Saldaña, directora del Buro de Inmigración y Aduanas (ICE); Vanita Gupta, subprocuradora de Justicia para Derechos Civiles, y por el fiscal federal del distrito este de Nueva York, Robert Capers. “Este caso demuestra el compromiso expedito del Departamento de Justicia para poner fin al tráfico de personas”, advirtió Lynch. La procuradora indicó que la captura de los acusados fue parte de una operación conjunta con el gobierno de México, y que los integrantes de esta banda criminal engañaban a jovencitas y niñas para traerlas ilegalmente a Estados Unidos, donde las mantenían privadas de su libertad y las explotaban sexualmente en redes de prostitución en varios estados de la Unión Americana. “El Departamento de Justicia continuará actuando de manera decisiva para responsabilizar a los traficantes, proteger a los individuos vulnerables y apoyar a los sobrevivientes de estos crímenes horrendos”, sentenció la procuradora estadunidense. Por su parte, la procuradora general de la República Arely Gómez González destacó que este es uno de los muchos resultados de la cooperación binacional en materia de procuración de justicia entre México y Estados Unidos. Gómez González hizo hincapié en la importancia de impulsar nuevos instrumentos internacionales que permitan colaborar en la salvaguarda de los ciudadanos de ambos países a través de operativos exitosos como el llevado a cabo los pasados 18 y 19 de noviembre. En la Ciudad de México, la titular de la PGR detalló que investigadores de la Agencia de Investigación Criminal adscritos a Interpol México, elementos de las divisiones Científica y de la Gendarmería de la Policía Federal, así como agentes del Departamento de Seguridad Interna (ICE, por sus siglas en inglés), lanzaron una acción simultánea en Tlaxcala y Nueva York que terminó con la aprehensión de ocho personas presuntamente vinculadas con los delitos de delincuencia organizada, trata y tráfico de personas con fines de explotación sexual, trata de menores con fines de explotación sexual, lavado de dinero, lenocinio y obstrucción de la justicia. También confirmó que este operativo forma parte de una investigación iniciada en 2012 por el ICE en Nueva York en contra de una organización criminal que operaba en ambos lados de la frontera. Las labores de investigación e inteligencia lograron establecer que la influencia de esta red criminal se extendía a los estados de Tlaxcala, Puebla, Distrito Federal, Guanajuato, Michoacán, Querétaro, Oaxaca y Nueva York. Más tarde el Departamento de Justicia estadunidense presentó vía diplomática una solicitud de detención provisional con fines de extradición en contra de cinco de los señalados. Sin embargo, debido a los esfuerzos conjuntos y el intercambio de información, se identificaron otros objetivos de interés común para ambas naciones. Los varones detenidos fueron internados en el Centro Federal de Readaptación Social No. 9 en Ciudad Juárez, Chihuahua, mientras que las mujeres fueron llevadas al Centro Federal de Readaptación Social No. 4, en Tepic, Nayarit, y al Centro Estatal de Reclusión en León, Guanajuato. De forma simultánea, agentes del Departamento de Seguridad Interna estadunidense lograron la detención de Saúl Rendón Reyes, Francisco Rendón Reyes y Odilón Martínez Rojas, quienes se encuentran ya vinculados a proceso por parte de la autoridad. El modus operandi La investigación inició con la declaración de una mujer, quien siendo menor de edad fue “enganchada” por el presunto perpetrador tras iniciar con ella una relación sentimental y engendrando dos hijos, mismos que retenía el progenitor para obligar a la víctima a ser explotada a través de relaciones sexuales con terceros a cambio de dinero en beneficio de los imputados. El modus operandi del perpetrador, según un comunicado de la PGR, era vincularse emocionalmente con menores de edad en situación de vulnerabilidad, utilizando tanto redes sociales como cortejo presencial, sustraerlas de su ámbito familiar y tener descendencia para amenazarlas tanto física como psicológicamente, además de propuestas de matrimonio, presiones psicológicas y físicas para que llevaran a cabo relaciones sexuales. Este modus operandi también se logró acreditar para algunos miembros de esa red. Tras conocerse la denuncia, elementos de la División Científica de la Policía Federal, a través de labores de ciberinterligencia e investigación de campo, lograron determinar que la red estaba conformada por cuatro familias que habitualmente se encontraban en movimiento, cambiando constantemente sus números telefónicos, mientras que las transferencias monetarias las realizaban a través de distintos destinatarios. El encausamiento emprendido en la Corte federal de Nueva York establece que los ocho individuos acusados y detenidos son miembros de una organización criminal internacional conocida como “los Rendón Reyes”. Los cargos a los ocho mexicanos apuntan a que desde diciembre de 2004 a junio de 2014, en Queens, Atlanta, Georgia y Jemison, Alabama, han estado traficando a mujeres y menores de edad para su explotación sexual. Los ocho traficantes son señalados de utilizar la fuerza, el fraude y el chantaje para obligar a mujeres y niñas de México y otros países de América Latina a involucrarse en la prostitución en Estados Unidos. El Departamento de Justicia anotó que desde 2009 colabora con el gobierno de México para desmantelar y capturar a todos los individuos involucrados en las redes de tráfico de personas y de menores de edad para su explotación sexual. A través de esta colaboración bilateral los gobiernos de Estados Unidos y de México han procesado a más de 50 acusados en casos registrados en Nueva York, Georgia, Florida y Texas.

Comentarios