Desmiente AMLO a ‘Reforma’ y afirma que no ‘regalará la luz’ en Tabasco

lunes, 23 de noviembre de 2015
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El presidente nacional del partido Morena, Andrés Manuel López Obrador, rechazó que vaya a “regalar la luz” en esta entidad como –dijo– editorializó Reforma en su edición de este lunes, y atribuyó el hecho a una nueva campaña en su contra en la carrera presidencial de 2018. Al dar el banderazo de salida a 20 camionetas que circularán por todo el estado con brigadas de Morena para reconectar la luz a quienes la Comisión Federal de Electricidad (CFE) les cortó el servicio, López Obrador criticó que el periódico no haya puesto un párrafo sobre las razones que mantienen en resistencia civil pacífica a miles de tabasqueños que no pagan luz desde hace 21 años. También reconoció que Reforma es un diario de derecha pero independiente, no al servicio de la “mafia del poder”, y que la portada de este día en el sentido de que “regalará la luz en Tabasco” como primer acto rumbo al 2018 es una exageración y evidencia una molestia tras su elección como presidente nacional de Morena por mayoría, “querían que hubiera pleito y, como no hubo pleito, se molestaron”. “Están muy nerviosos y tienen miedo después de que me eligieron”, aseguró para enseguida aclarar que “no regalará luz ni pondrá diablitos”, sino que a partir de hoy inicia otra etapa en la larga lucha de resistencia civil pacífica en contra del “robo” que la CFE y Petróleos Mexicanos (Pemex) han hecho a los tabasqueños, a quienes únicamente han dejado miseria y contaminación. López Obrador explicó que la resistencia civil inició en 1994 por el despojo que Pemex y CFE han hecho de las riquezas naturales del estado, cuyo desastre, remarcó, llegó a su máximo nivel en 2007, cuando por mal manejo de las presas del Alto Grijalva, operadas por la CFE, Tabasco enfrentó la peor inundación de su historia que afectó casi un millón de personas y provocó pérdidas por alrededor de 50 mil millones de pesos hasta ahora no resarcidos por el gobierno federal. “Tabasco ha sido saqueado, se han llevado el petróleo y sólo han dejado pobreza y contaminación y, por si fuese poco, la CFE que opera la presa Peñitas fue la responsable de la inundación”, remarcó. Luego recordó que el entonces presidente Felipe Calderón vino a Tabasco para decir que la inundación “había sido provocada por la luna llena y por un cambio climático”, y la CFE no aceptó ni reparó los daños. Además, al final del gobierno de Calderón y junto con Enrique Peña Nieto, que era gobernador del Estado de México, le quitaron a Tabasco millonarias participaciones federales que por ley le corresponden. El presidente nacional de Morena reiteró sus críticas al gobernador Arturo Núñez por no defender a Tabasco “ante el despojo que cometió la Federación” y firmar un convenio con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para supuestamente resolver el problema de la resistencia civil contra la CFE, mediante la firma de contratos para que la gente, advirtió, acepte su deuda y la empresa tenga elementos para proceder contra ellos. También anunció que promoverán denuncias y amparos en contra de la CFE, e insistió en que Tabasco no le debe nada a la Federación, sino ésta es la que debe al pueblo de Tabasco, por eso es la resistencia civil y la exigencia de “borrón y cuenta nueva” en la deuda. López Obrador destacó que las presiones y amenazas de cortes de luz se han agudizado, principalmente en la zona chontal, por eso se acordó adquirir las 20 camionetas con las prerrogativas de Morena nacional y estatal y crear brigadas de resistencia civil para reconectar la energía eléctrica. El convenio gobierno del estado-CFE denominado “de la mano por Tabasco”, para regularizarse en los pagos, concluyó el mes de octubre pero se prorrogó hasta diciembre, y según la empresa productiva alrededor de 60% de los casi 577 mil usuarios en resistencia civil han firmado contratos. Durante su primer día de gira informativa por su tierra natal, López Obrador ofreció entrevista a medios nacionales en las que advirtió que su imagen seguirá apareciendo en los tiempos oficiales de Morena, pese a que no les gusta a los potentados y además porque no hay violación a la ley. “No pueden impedir mi derecho a manifestarme, sería el colmo que no pueda hablar”, manifestó para luego asegurar que la esposa de Felipe Calderón, Margarita Zavala, no pasará para el 2018. “Calderón se robó la Presidencia en el 2006, usurpó el gobierno y convirtió al país en un cementerio, se registraron miles de muertos, de asesinados y ahora con desfachatez quiere que su esposa sea candidata”, alertó. López Obrador dialogó por la mañana con estudiantes de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), donde planteó que si Morena gana la Presidencia de la República en 2018, de inmediato se realizará una consulta pública sobre las reformas energética, laboral, educativa y fiscal. Al mediodía en la plaza de armas dio el banderazo de salida de las 20 camionetas de Morena con las brigadas de resistencia civil, y por la tarde inició un recorrido informativo por colonias del municipio de Centro, cabecera de Villahermosa.

Comentarios