Pactan Peña y Castro relanzar relaciones México-Cuba

viernes, 6 de noviembre de 2015 · 21:24
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Los presidentes de Cuba y México, Raúl Castro Ruz y Enrique Peña Nieto, anunciaron hoy el "relanzamiento" de las relaciones bilaterales entre ambas naciones y se comprometieron a alentar nuevas inversiones en la isla luego de la apertura de su modelo económico. Después del evento oficial, ambos presidentes encabezaron una comida privada en la Quinta Montes Molina, donde el cubano, de 83 años, habría fijado como límite para su mandato el 28 de febrero de 2018, pues no desea ser un “tatarabuelo” en el poder, porque los cubanos se aburrirán de él. En ese acto se despidieron ambos mandatarios. En la primera visita de Estado que realiza a México desde que asumió el mandato de su país, en 2006, Castro Ruz fue recibido por su anfitrión, Peña Nieto, aproximadamente a las 10:00 en la pista militar número 8 a su llegada a tierras yucatecas. Una hora después Peña dio la bienvenida protocolaria a Castro en el palacio de gobierno de Yucatán, quien ingresó en un automóvil blindado. Por cierto, esta es la primera vez que alguien entra así al histórico edificio. Ayer se hicieron pruebas con una camioneta, pero las maniobras se dificultaban. Los gobiernos de Cuba y México, países históricamente hermanados, se distanciaron después de la petición telefónica del expresidente panista Vicente Fox al entonces mandatario cubano Fidel Castro Ruz, hermano de Raúl: "Comes y te vas", para evitar que se encontrara con el estadunidense George Bush en una cumbre de la ONU celebrada en Monterrey, Nuevo León, en 2002. Dos años después Fox retiró al embajador de México en Cuba y expulsó al de la isla en México. Con más de una hora de desfase, que obligó a modificar las sucesivas actividades de la agenda, Peña y Castro se reunieron en privado en el despacho del gobernador Rolando Zapata Bello para tratar los cinco acuerdos que posteriormente fueron firmados en el Salón de la Historia, ahí mismo, en el palacio de gobierno, que fue la sede oficial del encuentro. Los acuerdos signados son en materia migratoria, diplomática, turística, agrícola y educativa. Simultáneamente las comitivas que acompañaron a los mandatarios se reunieron en diversos salones del recinto. En sus mensajes, ambos mandatarios resaltaron la histórica amistad entre los pueblos mexicano y cubano. El mandatario cubano, quien hizo uso de la palabra luego de su anfitrión, destacó que ambas naciones están unidas por "una indestructible amistad" y ponderó el papel que ha jugado México como refugio de varios héroes de la historia cubana, desde José Martí hasta Fidel Castro. Recordó que él y su hermano se refugiaron en México antes de partir desde aquí, en 1956, para iniciar la insurgencia cubana. También exaltó el interés de los mexicanos de invertir en la isla. "Con el relanzamiento emprendido por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto los vínculos entre ambos países se renuevan y fortalecen, no sólo en el ámbito político y diplomático, sino también en el cultural, económico, comercial y de cooperación científica", dijo. Y señaló la relevancia que México puede jugar en el nuevo proceso económico que vive la isla. "Nos complace además el interés de las empresas mexicanas de hacer negocios e invertir en Cuba, en particular en la zona especial de desarrollo de Mariel y en sectores como agricultura y turismo", señaló. En su oportunidad, Peña anunció el restablecimiento y relanzamiento de las relaciones bilaterales entre ambos países y destacó el interés de México en invertir en Cuba. "En México valoramos las nuevas oportunidades que están surgiendo en Cuba y queremos ser un aliado en este proceso de cambio y apertura", dijo, y señaló que ambos gobiernos se comprometieron a generar condiciones para que empresarios mexicanos inviertan en Cuba y ayuden a generar empleos que beneficiarán a México. A las 18:00, Castro Ruz apareció finalmente en el Parque de la Mejorada para rendir un homenaje, acompañado por los cadetes de la Guardia Presidencial mexicana, a los Niños Héroes de Chapultepec. Para ese breve homenaje, de sólo seis minutos, fueron movilizados decenas de elementos del Estado Mayor Presidencial, policías federales, de Seguridad Pública, francotiradores y militares, así como de seguridad del presidente cubano, fuerzas que desde anoche cerraron las calles aledañas al evento y, aunque algunos yucatecos lograron acercarse a las vallas para ver a Castro, a su llegada el parque fue rodeado por decenas de vehículos que lo escoltaban y fueron colocados de modo tal que no pudiera ser observado. Esta mismo noche el gobierno de Yucatán otorgó al presidente cubano la presea la presea "General Salvador Alvarado", esto con motivo del Centenario del Gobierno Revolucionario del militar sinaloense que llegó a Yucatán en marzo de 1915 al frente del Ejército Constitucionalista. No obstante, a petición del visitante el evento se realizó a puertas cerradas y con acceso sólo a un fotógrafo del gobierno del estado y otro del visitante. Y poco después la embajada de Cuba llevó a cabo una recepción para invitados especiales. Aunque no se confirmó, surgió la versión de que Castro Ruz visitará este sábado, último día de su estancia en Yucatán, una zona arqueológica, ya sea Uxmal o Chichén Itzá.

Comentarios