PGR inicia quinta excavación para buscar restos de Rosendo Radilla

viernes, 6 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) inició la quinta búsqueda de los restos de Rosendo Radilla Pacheco en el predio Ciudad de los Servicios, municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero, donde se encontraba el Cuartel Militar de la 27ª Zona Militar hace 41 años, cuando desapareció el líder social. La diligencia de excavación obedece a una sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitida el 23 de noviembre de 2009 y “en consideración a la relevancia del caso por tratarse de la presunta desaparición forzada de personas”, señaló la PGR. En uno de sus puntos resolutivos, la CIDH solicita que se continúe la búsqueda de Rosendo Radilla Pacheco y las investigaciones sobre su desaparición para determinar las responsabilidades que en el caso resulten. Incluso, el pasado 12 de octubre la PGR ofreció una recompensa de “hasta un millón 500 mil pesos” a quien proporcione información “veraz y útil” para dar con el paradero del líder social Rosendo Radilla Pacheco y ha continuado con la búsqueda de sus restos en lugares a donde se cree que pudo haber sido llevado. Respecto de la excavación más reciente en el antiguo cuartel militar de Atoyac, la PGR informó que previo a la jornada de excavaciones se realizan trabajos de prospección a fin de detectar irregularidades o anomalías en el terreno, y se prevé que concluyan el próximo 14 de noviembre. Durante los trabajos, indicó, el Ministerio Público de la Federación está asistido por peritos en diversas especialidades y personal policial ministerial. Detalló que el fiscal federal coordina los trabajos del personal pericial en materia de arqueología, antropología forense, fotografía forense, audio y video y criminalística de campo, así como a dos peritos en antropología forense propuestos por los familiares de Rosendo Radilla. La diligencia de excavación tiene su origen en la averiguación previa SIEDF/CGI/454/07 instruida con motivo de la desaparición de Rosendo Radilla ocurrida el 25 de agosto de 1974 en Guerrero. La representación social de la federación, afirmó que hizo del conocimiento de los familiares de Rosendo Radilla, instancias gubernamentales y organismos relacionados con los derechos humanos, los trabajos de excavación, para que puedan dar puntual seguimiento al desarrollo de los mismos. El 25 de agosto de 1974 Rosendo Radilla, entonces de 60 años, realizó un viaje junto con su hijo de 11 años, Rosendo Radilla Álvarez, en un autobús de la línea Flecha Roja que transitaba de Atoyac de Álvarez con dirección a Chilpancingo. En el trayecto, aproximadamente entre las 10 y 11 de la mañana, el autobús fue detenido en un retén militar y elementos del Ejército mexicano hicieron descender a todos los pasajeros, los catearon e hicieron lo propio con sus pertenencias. Posteriormente, tres militares revisaron el interior del autobús. Los pasajeros abordaron nuevamente la unidad y continuaron su trayecto. Otro retén militar, detuvo nuevamente el autobús y soldados realizaron una nueva inspección. El militar que daba las órdenes detuvo a Rosendo Radilla, quién preguntó al militar de qué se le acusaba. Le contestó: “la razón es porque compones corridos”. Quien se mantiene en la lucha por encontrar a su padre e incluso llevó el caso por desaparición forzada ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, después de la negativa del Estado mexicano, es su hija, Tita Radilla.

Comentarios