No protegeré a delincuentes en el PRD: Basave

sábado, 7 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (proceso.com.mx).- Agustín Basave fue elegido por mayoría como nuevo presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el Consejo Nacional Extraordinario. En tanto que Beatriz Mojica es la secretaria general del sol azteca luego de perder la elección por la gubernatura de Guerrero. El Consejo Nacional perredista se reunió en el hotel Fiesta Americana ubicado en el Paseo de la Reforma, donde los nuevos dirigentes obtuvieron 295 votos. Basave y Mojica reemplazan a partir de hoy a Carlos Navarrete Ruiz y Héctor Bautista López. En su discurso, Basave aseguró que su primera acción será preparar el informe del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez. Advirtió que su gestión no solapará ni protegerá a delincuentes dentro del PRD. También ofreció vigilar a conciencia la elección de candidatos perredistas para los próximos comicios. Respecto a su relación con el gobierno de Enrique Peña Nieto, advirtió que denunciará las corruptelas, además de enfatizar que se acabó la era de los pactos con el gobierno. “No solaparemos a delincuentes por poderosos y útiles que sean”, sostuvo Basave. Afirmó que encabezará un partido opositor y que no le temblará la voz para denunciar las corruptelas gubernamentales que lastiman a la gente. “Este gobierno priista ha probado con creces su corrupción pero no ha mostrado ningún signo de eficacia”. Aseguró que su dirigencia se destacará por ser una verdadera oposición, aunque precisó que está dispuesto a dialogar con el gobierno federal. Pidió a los perredistas recordar que la ciudadanía es la razón de la lucha del PRD. Indicó que las acciones prioritarias de su dirigencia serán preparar las elecciones de 2016 y emprender un proyecto de transformación del partido. “Aguardan tiempos difíciles. Tenemos que prepararnos para contender en los procesos electorales de 2016, en los cuales estarán en juego 12 gubernaturas, mil 401 presidencias municipales y 416 diputados locales, y al mismo tiempo tenemos que emprender un proyecto de transformación profunda del partido. De estas elecciones basta decir que debemos encararlas con las mejores estrategias, aquellas que nos permitan fortalecemos a mediano y largo plazo. Es nuestro reto inmediato y no tenemos tiempo que perder”, sostuvo. Basave consideró que para transformar al PRD deben coincidir sus principios y su agenda. “Para transformarnos debemos gestar, si se me permiten adaptar la frase de Mariano Otero, un nuevo acuerdo en lo fundamental que cohesione una organización de izquierda tan plural como lo es el PRD. Y para conseguirlo necesitamos reconstruir el consenso ideológico, programático y estatutario que nos rige y establecer las condiciones que garanticen que tengamos corrientes de opinión y no de presión y que la lealtad al partido esté siempre por encima de la lealtad a cualquiera de nuestras expresiones”, indicó. El nuevo dirigente perredista llamó a trabajar en unidad, recuperar la ética y combatir desde adentro a los corruptos. “Trabajemos juntos, sin faccionalismos, para revitalizar a nuestro partido y rescatar a nuestro país de la crisis que lo ahoga. Cito a dos precursores de nuestro partido, Heberto Castillo y Gilberto Rincón Gallardo, ambos enemigos del sectarismo: ‘la ignorancia es el mejor alimento de los sectarios’, decía el ingeniero, y Gilberto alertaba del ‘peligro del sectarismo (de la izquierda), que la ha alejado de las demandas y preocupaciones, de los grandes grupos de ciudadanos y electores’”. Destacó que se debe limpiar al PRD y depurar sus prácticas. El renacimiento del PRD comprende dos grandes desafíos, apuntó Basave. El primero es la redefinición identitaria. “Nuestra identidad se ha desdibujado por las razones que todos conocemos, y urge que le digamos con toda claridad a la sociedad quiénes somos, por qué luchamos y en qué nos distinguimos de las demás opciones partidistas. Somos un partido de izquierda democrática, un instituto político progresista respetuoso del Estado de Derecho que no va a renunciar nunca a la indispensable movilización pero que cree en el imperativo de cambiar a México por la vía electoral y mediante la adopción de nuevas leyes e instituciones”, destacó. Indicó que su propósito es pugnar por una nueva Constitución que haga exigibles los derechos sociales y un régimen parlamentario que concilie pluralidad y gobernabilidad. “Somos un partido que asume como máxima prioridad el combate a la desigualdad y a la corrupción, los dos tumores cancerosos cuya metástasis está destruyendo el tejido social de nuestro país, y que defiende una agenda que incluye temas cruciales de género, del derecho a la diferencia, del medio ambiente, de las drogas con un problema de salud”, señaló Basave. Mojica, por su parte, ofreció que buscará la unión de las corrientes internas del PRD para recuperar la confianza del electorado.

Comentarios