Juez exonera a estudiante de la UACM detenido en marcha por Ayotzinapa

viernes, 11 de diciembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- José Manuel Morales Ruiz, estudiante de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), obtuvo una sentencia de amparo para quedar en libertad, luego de ser acusado de ataques a la paz pública y ultrajes a la autoridad durante una manifestación por el caso Ayotzinapa el 20 de noviembre de 2014. El Segundo Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Penal confirmó la sentencia de amparo a favor del alumno, informó en un comunicado la institución educativa. La UACM ofreció un relato de las presuntas irregularidades con las que el estudiante fue detenido. Explicó que todo comenzó la tarde de aquel 20 de noviembre, cuando un grupo de estudiantes de diversas universidades se dirigía del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) al Zócalo capitalino para manifestarse por la desaparición de los 43 normalistas de Iguala. En el camino, alrededor de 300 granaderos interrumpieron su avance en el cruce de las avenidas Zaragoza y Circuito Interior. De entre el contingente, un grupo de personas vestidas de negro y con el rostro cubierto agredieron a los granaderos y éstos, en lugar de detener a los agresores, se fueron contra los manifestantes. “Con lujo de violencia y uso excesivo de la fuerza”, según el comunicado de la UACM, varios estudiantes fueron detenidos y trasladados a la agencia del Ministerio Público GAM-4. Ahí estuvieron retenidos durante más de diez horas sin que pudieran rendir su declaración. El Ministerio Público determinó que los delitos por los que Morales Ruiz fue detenido no eran graves y fijó una fianza de 16 mil pesos. No obstante, el trámite “se detuvo” bajo el pretexto de “cambio de tóner en la impresora”. Para la noche, José Manuel y tres estudiantes más fueron consignados al Reclusorio Norte del Distrito Federal. Su caso fue turnado al Juzgado 10 de Delitos No Graves del Distrito Federal, quien impuso una fianza de 50 mil pesos a cada uno para llevar el proceso en libertad. Dentro del término procesal, la autoridad decretó la sujeción a proceso penal, hecho que desde entonces obligó al joven a presentarse a firmar cada semana en lo que avanzaba el caso. Ante este hecho, la Oficina del Abogado General de la UACM interpuso una demanda de amparo indirecto. De acuerdo con la institución, el Juez de Distrito de Amparo en esta materia determinó que le asistía la razón y concedió la protección de la justicia contra del auto de formal prisión. No obstante, la PGJDF recurrió al amparo y el caso fue llevado en la modalidad de “Amparo en Revisión”, ante el Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Penal. El pasado 23 de noviembre, por unanimidad de votos, el Colegiado confirmó la sentencia de amparo a favor de José Manuel. Por ello, ayer fue ordenada su liberación por parte del Juzgado Cuarto Penal de Delitos No Graves, con lo que se da cumplimiento a la sentencia.

Comentarios