Ejecutan a cuatro jóvenes en Zitlala, Guerrero; alcalde ruega por ayuda

lunes, 21 de diciembre de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Esta mañana fueron localizados los cuerpos de cuatro jóvenes en las inmediaciones del poblado de Tonalapa, municipio de Zitlala, en la zona de la Montaña baja de la entidad. El múltiple crimen ocurre a un día de que un grupo armado ejecutó al director de Tránsito de Zitlala, Filiberto Corraltitlán Yectli, sobre un camino que conecta la cabecera con el municipio vecino de Mártir de Cuilapan. Actualmente, la zona de la Montaña baja de Guerrero conformada por los municipios indígenas de Chilapa, José Joaquín Herrera, Zitlala y Mártir de Cuilapan, es disputada por sicarios al servicio de la banda de Los Rojos y Los Ardillos. De acuerdo con reportes oficiales, cerca de las 8:30 horas se reportó el hallazgo de cuatro hombres ejecutados –algunos con huellas de tortura– sobre un camino de terracería que conecta con el poblado de Tonalapa, ubicado a unos 20 minutos de la cabecera. Las víctimas, todas con rasgos indígenas, no han sido identificadas hasta el momento. La situación de violencia en el municipio de Zitlala recrudeció a partir de que habitantes de la comunidad de Tlaltempanapa denunciaron ante la PGR los presuntos nexos de autoridades locales con el narco, entre ellos el funcionario municipal que ayer fue ejecutado. Por su parte, el alcalde priista de Zitlala Roberto Zapoteco Castro lamentó la situación que se vive en ese municipio y reprochó la falta de atención de los gobiernos federal y estatal ante la demanda de ayuda para revertir los efectos de la narcoviolencia. “Hemos solicitado reiteradamente el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública estatal y el gobierno federal; Zitlala también es Guerrero y requiere el apoyo”, suplicó. Sobre el asesinato de su colaborador, Zapoteco Castro señaló que Filiberto Corraltitlán se venía desempeñando como director de Tránsito desde la administración anterior y estaba valorando si lo mantenía en el cargo o le solicitaba su renuncia. El alcalde insistió en su clamor de ayuda a los gobiernos estatal y federal, al argumentar que de 36 policías preventivos que tenía, recientemente renunciaron 10 y sólo quedan 26 uniformados que se concentran en la cabecera. En tanto, el gobernador Héctor Astudillo Flores evadió hablar sobre este nuevo hecho de violencia que exhibe el nivel de impunidad e inseguridad que se vive en la entidad. Entrevistado esta mañana, Astudillo se limitó a lamentar la situación que impera en Zitlala y dijo que van a seguir trabajando para tratar de revertir la narcoviolencia.

Comentarios