Posterga EU sanción a México por desprotección a tortugas

miércoles, 11 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Barack Obama difirió para mayo próximo la posible imposición de sanciones comerciales a México por desproteger a la tortuga caguama o amarilla. Lo anterior se desprende del reporte bianual Mejorando el manejo de las pesquerías internacionales, enviado el martes pasado por el Departamento de Comercio (DC) estadunidense al Congreso de esa nación. El informe de 107 páginas –consultado por Apro y elaborado por el Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NMFS, por sus siglas en inglés)– indica que esa oficina “ha resuelto que el gobierno de México ha tomado acciones correctivas apropiadas para abordar las actividades de pesca ilegal, no reportada y no regulada”. Y es por ello que NMSF ha adoptado una determinación de certificación positiva en los esfuerzos del gobierno mexicano. La agencia Apro reveló el 2 de enero último que México propuso, en diciembre pasado, erigir un refugio para las tortugas en el Golfo de Ulloa de mil 989 hectáreas en los municipios de Comundú y Mulegé, en Baja California Sur, el cual estaría a cargo de la Comisión Nacional de Áreas Nacionales Protegidas. A su vez, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) formularía el programa de protección del área de refugio seis meses después de la creación oficial del santuario y establecería las condiciones de conservación y manejo para las obras y actividades a desarrollar en la zona. Tras ese anuncio el gobierno de Obama postergó su decisión final sobre eventuales sanciones a México por la desprotección de los quelonios. En el reporte, NMFS aclara que aún no tiene detalles de los elementos específicos a incluir en el programa regulatorio final. No obstante, cuando adopte su resolución la agencia, adscrita a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), considerará si el programa y las regulaciones vinculadas son comparables en efectividad a las medidas estadunidenses más relevantes. Sin embargo, este retraso no influye en la decisión final sobre la certificación, se acota en el documento. En el reporte, la NMFS identifica a México por incurrir en captura ilegal no reportada y no regulada de recursos compartidos sobreexplotados y pesca en aguas territoriales estadunidenses. En enero de 2013, el DC envió al Congreso estadunidense un reporte similar y en el cual identificó por primera vez a México por actividades pesqueras que implican la captura incidental de recursos marinos vivientes protegidos. La tortuga Caretta caretta, caguama o amarilla, anida y desova en las costas de Japón, y cada año nada hasta el litoral del suroccidente de Estados Unidos y la península de Baja California. Su arribo se incrementa de mayo a agosto, cuando los quelonios más jóvenes maduran y regresan a playas niponas. Entre 15 mil y 20 mil ejemplares llegan a aguas mexicanas, y para éstos la mayor amenaza es la captura incidental por el uso de redes de arrastre y otros equipos marinos. Organizaciones ambientales de ambos países han presionado al gobierno estadunidense para que penalice a México por considerar que no cuida adecuadamente de esa especie en peligro de extinción. El castigo incluye la negativa a la entrada de productos marinos mexicanos a Estados Unidos y la pérdida de beneficios portuarios. Para el Alto Golfo de California, donde se sitúa el Golfo de Ulloa, el gobierno mexicano ya avaló el uso de una nueva red para la pesca ribereña, en reemplazo del chinchorro de línea, el trasmallo tradicional empleado por los pescadores en esa zona. En el nuevo informe, las autoridades estadunidenses señalan también los casos de Colombia, Ecuador, Nicaragua, Nigeria y Portugal por prácticas ilegales, en tanto que mencionan como países “de interés” a Belice, Costa Rica, Ghana, Guatemala y España, una especie de “lista gris” de naciones con actividades pesqueras dudosas.  

Comentarios