SAT revisará situación fiscal de mexicanos que invirtieron en HSBC de Suiza

jueves, 12 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) revisará el estado fiscal de los mexicanos que aparecieron en la lista de los 106 mil clientes de HSBC que trasladaron sus cuentas a la filial del banco en Suiza. Entrevistado en las instalaciones del Senado, el subsecretario de Ingresos de la SHCP, Miguel Messmacher, aseguró que "el SAT estará revisando las cuentas que se han venido identificando, pues los cuentahabientes hicieron su pago de impuestos respectivo con respecto a estas cuentas que se tienen". En la lista aparecen 2 mil 642 mexicanos, de los que destacan el empresario Carlos Hank Rhon; el expresidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Luis Téllez; el exdirector de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Alfredo Elías Ayub; el hermano del exjefe de gobierno del Distrito Federal, Eugenio Ebrard; el empresario de la construcción, Moisés El Mann, así como Guillermo Prieto Treviño, actual presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), entre otros. Messmacher precisó que en los casos en que hayan hecho el pago de impuestos correspondiente, "el SAT no tendrá ya realmente un tema", sin embargo, en caso de que no se identifique de manera clara un pago de impuestos, el organismo comenzará a realizar auditorías. Posición de HSBC Apro buscó la posición de HSBC, sin embargo, la encargada de comunicación externa de la institución bancaria dijo que no había entrevistas al respecto y se limitó a enviar, vía correo electrónico, una "narrativa" sobre el caso. En dicho documento, HSBC reconoció que "a pesar de que hay varias razones legítimas para tener una cuenta de banco suiza, en algunos casos los individuos se aprovechan del secreto bancario para tener cuentas no declaradas. Esto dio por resultado que los bancos privados, incluyendo el Swiss Private Bank de HSBC, tuviera varios clientes que quizás no hubieran cumplido totalmente con sus obligaciones fiscales aplicables". Por ello HSBC ha "reenfocado" en Swiss Private Bank a clientes de mercados estratégicos del Grupo, como propietarios y directores de los clientes de Commercial Banking del Grupo. Como resultado de este reposicionamiento, el Swiss Private Bank de HSBC ha reducido su base de clientes en casi 70% desde 2007. Fue hasta el 2008 cuando HSBC empezó a implementar una estructura de control más rigurosa en el Swiss Private Bank al introducir, por ejemplo, una nueva política respecto de las personas estadunidenses y reducir el número de cuentas de causantes estadunidenses. En 2010, el Swiss Private Bank decidió cerrar por completo el negocio de clientes residentes en Estados Unidos. Dio cifras: En 2007, el Swiss Private Bank tenía 30 mil 412 cuentas. A fines del año pasado el número se redujo a 10 mil 343. En ese mismo periodo, la filial tenía activos totales de clientes por 118.4 mil millones de dólares, mientras que a fines de 2014 se había gestionado activamente la reducción de ese número a 68 mil millones. Aún más, explica que en 2007 el Swiss Private Bank brindaba servicios a clientes residentes en más de 150 países, mientras que actualmente se encuentran en el proceso de terminar relaciones con clientes que residen en más de 100 de esas naciones. En este contexto, el subsecretario de Ingresos lanzó que "México ha estado siguiendo una estrategia para fortalecer el intercambio de información financiera con otros países. De hecho, México establece un acuerdo de intercambio de información con los Estados Unidos". También destalló que el país es el primero emergente que entra en el programa que establece la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de intercambio automático de información a nivel internacional. Por su parte, en la narrativa obtenida por Apro se señala que Global Private Banking de HSBC realizó una revisión de las cuentas existentes que el banco pretendía conservar. "Se revisó cada cuenta contra una lista de verificación estándar para identificar indicadores potenciales de incumplimiento de obligaciones fiscales. Se investigó adicionalmente cualquier tipo de problema y, si no era resuelto satisfactoriamente, la cuenta se cerraba o se ponía en proceso de ser cerrada tan pronto como fuera posible hacerlo", señaló.