Va empresa contra el INE por cancelación de contrato

martes, 17 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La empresa Scytl anunció que interpondrá acciones legales por la cancelación “arbitraria” del contrato firmado con el INE el pasado 30 de septiembre, para proveer un sistema de contabilidad en línea de los partidos políticos. En un comunicado, destaca que el funcionamiento de dicho sistema estaba previsto para el próximo 3 de marzo –tal como lo dio a conocer públicamente el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello–, pese a que el Instituto Nacional Electoral no entregó los requerimientos finales del módulo de contabilidad a Scytl hasta principios de 2015. Precisó que ante ese retraso “fue objetivamente inviable hacer una entrega parcial del sistema por parte de Scytl el 14 de diciembre de 2014, lo cual sin embargo no afectaba la entrega final del sistema el 3 de marzo de 2015”. Señaló que hasta ahora había intentado mantenerse al margen de brindar información a los medios, pero se ve en la necesidad de clarificar las alegaciones incorrectas e infundadas de incumplimiento de fechas de entrega por su parte. “De lo anterior se interpreta que hay personas que no están interesadas en que el INE se dote de un sistema transparente, independiente y seguro de fiscalización de partidos que cumpla con la ley, lo que ha generado interferencias en el proyecto”, añadió. La empresa recalcó que, basándose en la fecha en la que el INE anunció un plan alternativo y de aplicación paralela, “es claro que existe una restricción de tiempo para que el Instituto desarrolle un sistema que no sea el que ya contrató con Scytl, y que cumpla con el alcance requerido y con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE)”. Subrayó que el sistema que desarrolla la Scytl es la única vía para cumplir con lo que ordena la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la LEGIPE. Y Sostuvo que esas dos razones, “cortar arbitrariamente el contrato de Scytl y proponer como plan alternativo un sistema que no cumple con la ley, da paso a dudas y alegaciones. Son razones meramente políticas las que han llevado a esta decisión. “Si el INE tuviera realmente la voluntad de tener un sistema que cumpliera con la legislación vigente, no hubiera cortado el contrato con Scytl con tanta premura y nos hubiera dado la oportunidad de entregar el sistema el 3 de marzo, en paralelo a cualquier otro plan de contingencia que consideren oportuno implementar”, apuntó. Resaltó que hasta ahora ha cumplido con todos los requisitos del contrato firmado el 30 de septiembre de 2014, y mantiene su compromiso de entregar el sistema finalizado en la fecha programada para el periodo de campañas, por lo que consideró “totalmente arbitraria” la cancelación del contrato.

Comentarios