Aunque el PAN le cerró la puerta, Margarita Zavala no se descarta para el 2018

miércoles, 25 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de que Acción Nacional, su partido, le cerró la puerta a sus pretensiones de convertirse en diputada federal, Margarita Zavala comentó sus aspiraciones y no descartó seguir los mismos pasos de su esposo, el expresidente Felipe Calderón. “No me descarto (para ser candidata a la presidencia), ¡por supuesto!, pero todo tiene su momento y sus decisiones”, soltó la exprimera dama en una entrevista con la revista Quién, cuya publicación aparecerá el próximo 1 de marzo. Por el momento, precisó, estará concentrada en acompañar a los candidatos de Acción Nacional para que esa fuerza política pueda ganar el mayor número de elecciones el próximo 7 de junio. Sin hacer una crítica explícita al líder nacional del PAN, Gustavo Madero, quien mantiene una abierta disputa con el grupo del expresidente Felipe Calderón, Zavala sostuvo que al concluir la jornada electoral luchará para que el partido vuelva a su origen y se reencuentre con los ciudadanos. “Lo importante en el PAN es ganar las elecciones el 7 de junio, y para mí es revisar cómo puedo ayudar al partido, haré todo lo posible para que el PAN se reencuentre con sus valores y con la gente”, subrayó, y consideró que ese instituto político tiene amplias posibilidades de regresar a la presidencia en 2018. En su casa de La Águilas, Zavala –quien como primera dama, pese a su intensa actividad política, jugó un papel de menor protagonismo que el de su antecesora, Martha Sahagún de Fox– reconoció que son tiempos difíciles, pero ella, subrayó, está acostumbrada a luchar y mirar para adelante. La expresidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia aseguró que su retorno a la política es por vocación y que la respalda una carrera de casi 30 años dentro del PAN. Sobre ese punto, manifestó que confía “absolutamente” en el respeto y la solidaridad de su esposo. “Llevamos muchos años juntos y el respeto a las decisiones personales ha sido parte de nuestra vida y ha funcionado muy bien. Tengo el apoyo total de mi esposo y, sobre todo, la seguridad de que voy con mi propia trayectoria, y eso en términos de género es muy importante señalarlo”. Respecto de su interés por ser diputada federal, aspiración que la dirigencia panista le negó al dejarla fuera de las listas plurinominales, señaló: “Hay un deber de buscar el ser líder, aunque tenga sus propios costos y dificultades y sus propios riesgos, pero también muchas satisfacciones, que se compensan con conocer más a las personas. El fin último de servicio al país no es por fuerza los cargos, éstos son solo un instrumento, por eso el fin no era un cargo, el fin es servir a México, así que ahí donde crea que pueda servir ahí estaré, y por eso hay que mirar para adelante”. Agregó que uno de los temas en los que deben trabajar las mujeres es la posibilidad de tomar los riesgos, cualquiera que sea. Ayer, en un desayuno organizado por la revista Quién para celebrar la quinta edición de su especial “31 Mujeres que Amamos”, Margarita Zavala abogó por la autenticidad de la mujer, sobre todo si se encuentra en un cargo de poder. “No tienes que negarte a ti misma ni negar tu historia, pero sí tienes que afirmar lo hecho. Reafirmar lo que has sido, lo que has construido, lo que puedes aportar. Muchas veces cometemos el error que todo lo que somos o hacemos es por el otro o que por circunstancias no merecidas te pusieron ahí”, destacó en su intervención. Y aseguró que mientras una mujer afirme su identidad, las demás seguirán el ejemplo. “Yo soy gran promotora de las carreras personales de las mujeres y que es muy importante afirmarlas, y no sólo por una misma, sino por todas las demás”, subrayó. En su lista de “personalidades que son admiradas por la sociedad al rebasar el límite de sus objetivos profesionales y por haber entendido el poder desde un lado positivo”, la revista Quién incluyó, entre otras, a Ana de la Reguera, Yuri, Margarita Zavala, Gaby Vargas, Ana Elena Mallet y Sabina Berman. También fueron reconocidas escritoras de la talla de Cristina Pacheco, Elisa Miller y Martha Debayle, y las periodistas Lydia Cacho y Marcela Turati, así como la escultora Yvonne Domenge, la investigadora y crítica de arquitectura, Louise Noelle, y la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Perla Gómez Gallardo. En la lista también aparece la excandidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota; la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); las actrices Diana Bracho, Eréndira Ibarra, Sofía Espinosa y Liz Gallardo, y la directora de cine Elisa Millar, entre muchas otras.