Clausuran nueve empresas de Tlaxcala y Puebla por contaminar río Atoyac

miércoles, 25 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno federal clausuró nueve empresas consideradas “altamente contaminantes” de Puebla y Tlaxcala por la descarga de contaminantes y el manejo inadecuado de residuos peligrosos sobre el río Atoyac. En un comunicado conjunto, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Comisión Nacional de Agua (Conagua), informaron que las clausuras fueron resultado de la revisión de las más de tres mil industrias asentadas en esa zona. El comisionado de la Cofepris, Mikel Arriola, y el titular de la Profepa, Guillermo Haro Bélchez, agregaron que el afluente del río Atoyac recibe 146.3 toneladas al día de materia orgánica, a lo largo de 31 municipios de Puebla y Tlaxcala que no cuentan con plantas de tratamiento de agua y las instaladas no funcionan adecuadamente. Detallaron que diario se vierten al río Atoyac 62.8 toneladas de sólidos suspendidos totales, 14.7 de nutrientes, 0.14 de metales pesados –plomo, cromo, cadmio, cobre, mercurio, níquel y zinc–, así como 0.09 toneladas de compuestos orgánicos tóxicos. Además, dijeron, existe contaminación microbiológica de las descargas de aguas residuales en dicho río, proveniente de procesos industriales y asentamientos humanos. Según el comunicado, Haro Bélchez dijo que del 3 al 11 de febrero de 2014, la Profepa hizo 14 visitas de inspección en materia de residuos peligrosos. Como resultado, clausuró siete empresas: una total y seis parciales y ordenó el aseguramiento precautorio de los residuos peligrosos generados en cuatro de ellas. De acuerdo con lo establecido en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y su reglamento, recordó, las autoridades detectaron que dichas industrias no tienen registro como empresa generadora de residuos peligrosos y sí, en cambio, residuos peligrosos sin identificar ni clasificar. El funcionario afirmó que durante las vistas de inspección los representantes de las empresas no exhibieron pruebas de corrosividad, reactividad, explosividad, toxicidad, inflamabilidad y biológico-infecciosas por laboratorios acreditados y aprobados. Tampoco, dijo, tienen almacén de residuos peligrosos o excede su capacidad. Además, las industrias sancionadas no exhibieron la autocategorización como generador de residuos peligrosos ni la bitácora de registro de residuos peligrosos. Se detectó que almacenaban residuos peligrosos sin medidas de seguridad y no comprobaron el destino final de éstos en un sitio autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). La Cofepris informó que suspendió actividades en dos empresas en Tlaxcala porque sus niveles de descarga de agua estaban fuera de los límites máximos permitidos, el título de concesión para la descarga de aguas residuales no estaba vigente, no presentaron aviso de funcionamiento ni plan de manejo de residuos peligrosos y les faltaba equipo de protección personal. Las empresas verificadas durante el operativo fueron: Tecnoacabados Zaldo, Plami, Costuras y Manufacturas de Tlaxcala, Celulosa de Fibras Mexicanas, Industrial Textil de Puebla, Telas del Continente, Síntesis Orgánicas, Skytex México, Nicro Bolta, Tejidos y Acabados MyM Asociados, Sabormex, Compañía Textil Alma e Industrias Unidas Maritex. El procurador Haro Bélchez informó que la Conagua clausuró dos empresas por descargas de aguas residuales. Agregó que a partir del 1 de enero aplicó la declaratoria de Clasificación de los ríos Atoyac, Xochiac o Hueyapan y sus afluentes, publicada el 6 de julio de 2011. Ésta establece los parámetros que deberán cumplir las descargas de aguas residuales.