En el INE, ausencia de "independencia e imparcialidad", acusa bloque opositor

miércoles, 25 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Representantes de los siete partidos que se niegan a participar en las sesiones del Instituto Nacional Electoral (INE) acusaron que “la falta de independencia e imparcialidad” del órgano electoral federal no tiene antecedente y convocaron a reencausar su actuación. Mediante un posicionamiento conjunto, los dirigentes del PAN, PRD, Morena, PT, MC, Encuentro Social y Humanista respondieron a la carta emitida el martes pasado por el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello en la que criticó su ausencia. En respuesta, urgieron a la autoridad electoral a que reencauce su actuación a los principios de legalidad ante el deterioro institucional y la falta de independencia e imparcialidad que como en un ninguna época se vive en esta institución “clave en el proceso de construcción de la democracia mexicana”. En el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), subrayaron, “protagonizan uno de los momentos más preocupantes de regresión autoritaria que hayamos experimentado en época reciente”. En su mensaje, que titularon “La crisis de legalidad e imparcialidad en el INE”, los partidos políticos señalaron que aunque existen puentes de diálogo con el órgano electoral, en la práctica no es así. Pusieron como ejemplo la sesión que se inició la mañana de este miércoles sin su presencia y con descalificativos contra ellos. Los representantes partidistas acusaron a un grupo de consejeros de actuar en complicidad con el PRI y el PVEM y de haber tomado el control del Consejo General del INE sin que Córdova Vianello, presidente del órgano electoral, haga algo. Al respecto, el senador panista Javier Corral Jurado mencionó que la crisis de legalidad e imparcialidad que vive el instituto se refuerza en “la falta de visión y liderazgo” del presidente Consejero del INE. En el documento, los representantes de los institutos políticos manifestaron que no quieren “una autoridad partidista ni favorecedora de la oposición, pero no aceptaremos ni toleraremos que se pretenda regresar a los tiempos donde el gobierno y el PRI (…) violentaban la voluntad popular. “Desde la conformación del INE, advertimos la actuación de un bloque de consejeros que se han desapegado de los principios de imparcialidad que rigen la función electoral para coordinadamente favorecer al Partido Revolucionario Institucional y al Partido Verde Ecologista de México. Con frecuencia, algunos consejeros se suman a este bloque para conformar una mayoría que, dentro o fuera de la mesa del Consejo General, determina el rumbo de sus decisiones, favoreciendo intereses parciales”, refiere el documento. También denunciaron que la Comisión de Quejas del INE ha operado como “órgano de consigna que ha decidido el otorgamiento o no de medidas cautelares según el partido o persona que las solicita, acatando consignas del oficialismo. “Esta parcialidad y la emisión en completa opacidad de las resoluciones constituyen uno de los más escandalosos aspectos de la administración de la justicia electoral que hoy padecemos”, subrayaron en el texto. Destacaron “la impunidad de la que goza el Partido Verde en el INE”, pues no ha sabido contener el fraude a la ley por la adquisición de tiempos de radio y televisión disfrazados de informes legislativos. “El Verde y su aliado el PRI han hecho ya un fraude a la ley que se cuenta en los miles de spots promoviendo al Partido Verde, quien de facto y como partido debe ser descalificado de la competencia política por actos anticipados de campaña”, afirmaron. Además resaltaron que van 55 días de incumplimiento de las medidas cautelares contra los cinemitutos –promocionales del Verde en el cine–, con la multimillonaria campaña “El Verde sí cumple” y el uso indebido del padrón electoral para este fin. Todos eso, recalcaron, son ejemplos de la inequidad electoral que han tolerado los consejeros con su pasividad. También recordaron la exoneración de gobernadores priistas y del Verde por promocionar su imagen usando recursos públicos, la resolución que exonera al PRI por el caso Monex, la superficialidad del actual modelo de fiscalización y  la recisión del contrato a la empresa fiscalizadora, entre otras. Y advirtieron que si no cesa de manera inmediata la conducta del Consejo General, que favorece “intereses parciales”, exigirán la renuncia de los consejeros, con las repercusiones jurídicas que eso representa. Los representantes partidistas se ausentaron de la reunión donde se aprobó, por unanimidad, la emisión de normas reglamentarias sobre imparcialidad en el uso de recursos públicos y otro por el que se solicita el apoyo y colaboración de los titulares de los tres niveles de gobierno para evitar el uso electoral de programas sociales. Lo hicieron en protesta porque en la sesión del 18 de febrero, el debate se difirió a petición del consejero Marco Antonio Baños con el apoyo de los representantes del PRI y PVEM. Recordaron por qué abandonaron dicha sesión y reprodujeron íntegra la carta dirigida a Córdova, la cual al final recrimina a los representantes del PRI y del Verde haberlos ofendido en la sesión de este miércoles. “Como elemento adicional, es preciso comentar que los ataques expresados en la sesión de hoy por los representantes del PRI y el PVEM, el lenguaje utilizado, los calificativos utilizados y el tono sin precedentes en contra de siete partidos firmantes del presente texto, solo son manifestaciones caricaturescas de una desesperada defensa de la parcialidad del INE que les ha beneficiado. “Los improperios expuestos en nuestra contra no merecen respuesta, pero sin duda, sus autores han aprovechado cobardemente nuestra ausencia de la mesa del Consejo hasta el grado de caer en los ataques personales”, indicaron. El martes pasado Córdova emitió una carta a los representantes de los siete partidos que abandonaron la sesión, en la que les dijo que “la ausencia de los partidos en los trabajos del máximo órgano de decisión de la institución electoral puede derivar en el debilitamiento de la institución electoral justo cuando más es necesario afianzarla para asegurar que los más relevantes problemas nacionales encaucen su solución bajo normas democráticas”. Y recalcó la necesidad de que todos los actores sean responsables para asegurar la conducción del proceso electoral.

Comentarios