Renuncia al PAN Javier Livas Cantú; se convirtió en "cómplice de la corrupción", dice

miércoles, 25 de febrero de 2015
MONTERREY, N.L. (apro).- Javier Livas Cantú, quien en dos ocasiones buscó ser candidato del PAN a la presidencia de México, presentó su renuncia al partido en protesta porque esa fuerza política, dijo, se convirtió “en cómplice de la corrupción y de la impunidad” que hay en el país. Y esos vicios, agregó, son impulsados por el líder de Acción Nacional, Gustavo Madero. Este mismo miércoles, Concepción Guadalupe Garza Rodríguez, exdelegada de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), también presentó su renuncia al PAN. En una carta dirigida a Gustavo Madero, Livas Cantú, quien fungió como coordinador político de la campaña de Vicente Fox en 2000, aseguró que el PAN dejó de ser un factor de solución para contrabalancear las fuerzas del desorden y se convirtió en una parte medular del problema. “Es cómplice de la corrupción rampante y de la cascada de impunidad. Es un acelerador de la propagación de los antivalores que envenenan el entorno de la política mexicana. En vez de que el PAN cambiara a México, se dejó arrastrar por las típicas transas, las salidas fáciles, el trabajo mediocre, envuelto todo ello en un cinismo escalofriante”, puntualizó el editorialista regiomontano en una carta que leyó ante medios locales. El hijo del exgobernador nuevoleonés Eduardo Livas Villarreal señaló que en la actualidad el Partido Acción Nacional es referencia de moches sin castigo, democracia simulada, mordazas convenencieras, chantajes internos y vergonzosos comportamientos de diputados federales, pues la decadente cultura política mexicana “se lo engulló completito”. “Las cúpulas eligen a los inelegibles y monopolizan el voto de los amedrentados. Peor aún, todas estas infracciones graves se realizan con la complicidad de tu liderazgo. No hay autoridad interna a quién recurrir. Presides una institución fuera de control”, reclamó al presidente nacional del PAN. Y consideró que ya es inútil quedarse en ese instituto político, pues no puede ser factor de cambio en un partido que ya no tiene remedio. Luego de anunciar que seguirá en la política como ciudadano sin partido, lamentó que Madero perdiera el control del PAN. “¿Acaso esta misiva te ayudará a ver desde afuera el rumbo tan equivocado por el que has conducido al partido? Estoy cierto que no. Estás perdido en una responsabilidad que te rebasa por mucho”, concluye la carta. Javier Livas regresó a Acción nacional en 2011, después de ser expulsado en 1995 –cuando el presidente nacional era Carlos Castillo Peraza– por aparentemente haber incurrido en prácticas contrarias al partido. El ahora expanista fue candidato a diputado federal en 1988 y precandidato a gobernador en 1991. En 1997 participó como candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León, por el Partido Demócrata Mexicano. También fue aspirante del PAN a la presidencia de México para los comicios de 1994 y 2012. En la primera ocasión, como precandidato, fue derrotado por Diego Fernández de Cevallos, quien obtuvo la nominación. En la segunda no pudo convertirse en precandidato, debido a que no logró conseguir la cantidad de firmas demandadas por el partido. Por su parte, Guadalupe Garza Rodríguez, exdirectora del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), dijo que su renuncia al partido de debe a que ya no se siente representada por los ideales de sus fundadores.

Comentarios