Les piden cavar su propia tumba, los rescatan y hallan fosa con seis cadáveres

miércoles, 4 de febrero de 2015
XALAPA, Ver. (apro).- Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) encontró los restos de seis personas –tres de ellas decapitadas– en una zona de predios conocida como Barrillas, ubicada en la colonia Veracruz. El hallazgo ocurrió después de que integrantes de la Secretaría de Marina rescataron a dos obreros que serían obligados a cavar su propia tumba. Según su declaración ante la Agencia Quinta del Ministerio Público, los obreros de Coatzacoalcos riñeron con integrantes de un grupo delincuencial en un bar. El comando los sacó por la fuerza y los llevó al predio baldío de Barrillas, donde les dieron palas y picos y los obligaron a “cavar su propia tumba”. La célula delincuencial les dijo que les “harían compañía a otros” parroquianos que ahí mismo se encontraban enterrados. “Acá se van a quedar a vivir, con otros 100 que tenemos enterrados allí”, dijo un integrante del comando a uno de los plagiados, según el testimonio de éste. Al llegar la policía naval que hacía patrullaje por la zona, el comando logró escapar. Los dos obreros, golpeados y “tableados”, fueron rescatados vivos. Elementos de la FGE y de la SSP cavaron en el sitio donde supuestamente los enterrarían. Al mediodía encontraron tres cadáveres decapitados. La excavación continuó y hacia las 19:00 horas hallaron tres cuerpos más en avanzado estado de putrefacción. Peritos de la recién creada Fiscalía General del Estado (FGE) admitieron que podría haber más cadáveres enterrados, sobre todo en la zona más cercana a la playa. Aunque la FGE no emitió información oficial sobre el hallazgo, en el lugar se pudo observar un fuerte despliegue de autoridades de la Fiscalía Veracruzana, la Marina y la Sedena. Al sitio llegó Samira del Carmen Khoury Colorado, representante de la FGE, pero se negó a dar declaraciones a la prensa. De hecho, varios reporteros fueron golpeados por policías ministeriales quienes los amagaron con sus metralletas.

Comentarios