Pide Marcelo Ebrard apoyo de la CNDH por Línea 12

miércoles, 4 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El exjefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, solicitó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) la emisión de medidas precautorias a su favor por la investigación realizada por la Comisión Especial de la Cámara de Diputados sobre la Línea 12 del Metro. Además, solicitó que esa comisión garantice sus derechos de defensa adecuada, de audiencia, al debido proceso legal, a la presunción de inocencia y que no se le haga “un juicio político como lo están realizando”. Incluso, adelantó que pedirá la reparación del daño a su persona en instancias internacionales de derechos humanos, ante la presentación ayer del informe al que calificó como “falaz y sin sustento probatorio” de la Comisión Especial investigadora del uso de recursos federales en la llamada Línea Dorada, presidida por el priista Marco Antonio Calzada. A las 11 de la mañana y acompañado por los diputados federal Agustín Guerrero y local Adrián Michel, el exmandatario bajó de su camioneta –detenida en los carriles centrales del Periférico– para llegar a la puerta de la CNDH, donde ya lo esperaba personal de la Dirección General de Quejas del organismo autónomo. En entrevista, aclaró que la solicitud a la CNDH es para evitar “que se utilice información de manera parcial para afectar mi derecho a la dignidad y a la honra, la presunción de inocencia y la defensa adecuada”. Se refirió al informe que ayer presentó la Comisión Especial de seguimiento al uso de recursos federales en la Línea 12 ante el pleno de la Cámara de Diputados, en el que se responsabiliza a él, al exsecretario de Finanzas, Mario Delgado, y al exdirector del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, por fraude y corrupción durante el proceso de construcción de la obra. Ebrard Casaubón aclaró que con la solicitud de intervención de la CNDH “no estoy pidiendo impunidad porque no sería potestad de la Comisión. Lo que se está pidiendo es que se pare la intencionalidad política en contra de mi persona. Se está actuando atropellando los propios procedimientos de la Cámara de Diputados”. Acusó: “La Línea (12 del Metro) no les interesa, lo que les interesa es su servidor, es un juicio político. Si no, me hubieran escuchado”. Luego, reiteró que el origen de esa intención política es de muy alto nivel: “Yo identifico origen en Los Pinos y en la Secretaría de Gobernación, por más que ayer el diputado Manlio Fabio Beltrones dijo que de ninguna manera había nada y que nadie más que los diputados del PRI habían hecho este documento”. Además de la solicitud de medidas precautorias, Ebrard Casaubón dijo que ayer mismo pidió a la Cámara de Diputados una copia certificada de la sesión en la tribuna para iniciar un procedimiento de reparación del daño. Será, dijo, “en función de las evidentes falsedades que se han sostenido por el PRI y sus diputados. Porque ellos tienen fuero para dar sus opiniones, pero no puedes calumniar a una persona impunemente, eso ya no se puede está en el sistema jurídico. La reparación de daños la voy a escalar ante otras autoridades de nivel internacional de derechos humanos”. La solicitud La petición de medidas precautorias que presentó esta mañana Ebrard Casaubón ante la CNDH se sumó a la queja que el 14 de agosto de 2014 llevó al mismo organismo por las “preocupaciones en el irregular actuar” de dicha Comisión aprobada 28 de abril del año pasado. En el documento de hoy, el exmandatario considera que la Comisión Especial se erigió como investigadora “suplantando funciones que corresponden a la Auditoría Superior de la Federación”, aparte de que ésta realizó auditorías a la Línea “y no encontró ninguna responsabilidad para el suscrito”. Dicho informe, agrega, se difundió “con total desaseo” a algunos medios de comunicación sin pedirle información a él, acción con la que se erigió “en un tribunal especial, al investigar, juzgar y condenarme sin habérseme escuchado y permitido aportar pruebas”. Por ello, solicita al presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, pedir a la presidencia de la Comisión Especial que evite que la información recabada por ésta y que pudiera afectar su “dignidad y honra, presunción de inocencia y defensa adecuada, sea difundida por cualquier medio, hasta en tanto no se haya garantizado mi derecho de audiencia y a aportar pruebas, y que las mismas sean valoradas y desahogadas”. También demanda dictar medidas para que dicha Comisión “se atenga a su naturaleza jurídica y alcances que la Cámara de Diputados le otorgó cuando fue creada, alcances que no incluyen la potestad de determinar responsabilidades a una persona o grupo de personas sustituyendo de esta forma el debido proceso por un juicio o valoración política”. Y como quinto punto, pide a la CNDH dictar medidas para que la Secretaría de la Función Pública y la Procuraduría General de la República “actúen con pleno respeto” en cualquier procedimiento hacia él, “porque se observa una clara intencionalidad política en mi contra por el gruido parlamentario del PRI, partido en el poder”. “Mancera no está en esto” Luego de entregar su petición a la CNDH, Marcelo Ebrard confirmó que el próximo viernes comparecerá ante la Comisión Especial de la Cámara de Diputados para explicar su participación en la construcción de la Línea 12. Sin embargo, anticipó: “Voy a ir, pero me queda claro que lo primero que querían era destruir mi nombre y que no les interés propiamente la verdad, sino no habrían hecho todo como lo hicieron… Les voy a demostrar en el procedimiento que quieran, que soy inocente y que lo que estoy diciendo es la verdad”. De acuerdo con su análisis, la intención de hacerle ese “juicio político” tuvo tres objetivos: “Meter el tema a la agenda que no estaba, como una distracción, acabar en la medida de lo posible con mi prestigio y, tercero, el meterse en un tema que a lo mejor en la ciudad les pueda dar un rédito electoral porque estamos a mes y medio de que inicien las campañas”. –¿Piensa solicitar algún amparo? –No porque no estoy acusado al día de hoy. Habrá que ver si la PGR inicia por mandato del grupo parlamentario del PRI o de su jefe el presidente de la República, algún procedimiento. Ebrard Casaubón fue cuestionado si observa alguna intención del jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, en las acusaciones en su contra. “No, no creo que él pueda manejar la Cámara de Diputados. A la Asamblea sería el caso”, dijo. Pide comisión autónoma por asunto “Casa Blanca” Sobre la orden del presidente Enrique Peña Nieto al nuevo secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, de investigar si hubo conflicto de interés en la compra de su casa en Ixtapa, la de su esposa en Las Lomas, y la del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en Malinalco, Ebrard Casaubón sugirió que ésta la haga una comisión autónoma. “En la Cámara de Diputados hay una solicitud que firmaron 200 diputados federales. Mi recomendación para el presidente es que se forme la comisión de investigación autónoma que propone el Congreso y que sea esa comisión la que investigue y la que en su caso recomiende o llegue a conclusiones”, aseguró. De otro modo, dijo, “no va a ser creíble porque es una dependencia del propio ejecutivo federal”.  

Comentarios