Ministro de la Corte se disculpa por declaraciones contra niños con discapacidad

lunes, 9 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Fernando Franco González Salas, ofreció hoy una disculpa pública por los comentarios que hizo la semana pasada sobre los niños con discapacidad que indignó a organismos sociales y ciudadanos en general. Previo al inicio de la sesión del Pleno de la SCJN, González Salas pidió la palabra y subrayó: “Quiero ofrecer a esas organizaciones y personas, como me lo piden, una disculpa pública; al igual que reconocer que algunas de mis expresiones parecieran inadecuadas y poco sensibles (…) me solidarizo en su lucha y sus esfuerzos que todos los días realizan para superarse”. Añadió: “En ningún momento fue mi intención darle ese sentido ni lastimar a nadie (…) De ninguna manera pienso o actúo bajo criterios de discriminación o segregación de nadie”. La disculpa del ministro se dio luego de que ciudadanos y organizaciones manifestaron su preocupación y exigieron, a través del sitio Change.org, una disculpa pública por los argumentos presentados el pasado jueves 5 ante el Pleno de la SCJN, acerca de la acción de inconstitucionalidad presentada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre el artículo 157 de la Ley de Salud Pública del estado de Baja California, que destaca que las guarderías podrán recibir a menores con discapacidad no dependiente. De acuerdo con lo publicado en el sitio Change.org, esto fue lo que dijo el ministro: “….en todos los ordenamientos que se refieren a guarderías, y no voy a leerles lo que está en la literatura del Seguro Social, del ISSSTE, del DIF, (los “niños con discapacidad dependiente”) tienen que tener una ubicación especial y separada, porque también está demostrado que a los demás niños que pueden estar en la guardería les puede afectar el tener el contacto con este tipo de menores, que lógicamente nos presentan a todos un impacto muy fuerte cuando los vemos y vemos sus condiciones. “(…) En ocasiones, el contacto con ciertas escenas, que son muy fuertes, pueden perjudicarlos (a los menores sin discapacidad, entendemos) y esto está documentado. Por estas razones, no estoy de acuerdo con el sentido del proyecto, porque estimo que tenemos que verlo como un modelo y tipo de guardería, lo cual no quiere decir que eso exima de la obligación al Estado Mexicano, y en todos sus órdenes de gobierno y en la medida que les corresponde, a establecer centros especializados que se dediquen, precisamente, a atender de la mejor manera a este tipo de menores que lo requieran”. Los padres, ciudadanos y organizaciones firmantes respondieron al ministro de la SCJN: “Sus palabras nos parecen inconcebibles para alguien de su responsabilidad social y formación intelectual.  Nos da vergüenza. Señor ministro, ¿de dónde saca que los niños sin discapacidad se ‘perjudican’, ‘impactan’ o ‘les puede afectar’ el trato con niños con discapacidad? “Es importantísimo que le enseñemos a la infancia de México, desde la edad más temprana posible, a convivir y relacionarse sanamente con personas con y sin discapacidad. Los que crecen juntos aprenden a vivir juntos sin problemas. Además, si se nos permite ir más allá, podríamos asegurar que convivir con niños con discapacidad les enseña a ser tolerantes, a comprender la igualdad y a respetar los derechos humanos de una manera vivencial”.

Comentarios