Ofrece CNDH recontratar a enferma de cáncer y reponer tratamiento médico

lunes, 9 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- El pasado sábado 7 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo una oferta formal a Paloma Ruiz Rodríguez para que regrese a laborar a dicho organismo, aunque ahora en la Coordinación de Comunicación Social y con la mitad del sueldo que devengaba hasta el 31 de diciembre último como investigadora de la Primera Visitaduría. En dicho encuentro, el primer visitador general y el coordinador de Comunicación Social de la CNDH, Ismael Eslava Pérez y Néstor Martínez Cristo, respectivamente, se comprometieron a apoyarla para que prosiga con su tratamiento contra el cáncer en endometrio (matriz), mama y páncreas a partir del próximo miércoles 11. Al respecto, la CNDH confirmó a estas agencias que le ha ofrecido a Paloma Ruiz "renovar la relación laboral y ha hecho las gestiones necesarias para que este miércoles 11 de febrero pueda reanudar su tratamiento oncológico, con los mismos médicos y en el mismo centro hospitalario donde la han venido tratando". Sin embargo, de acuerdo con la versión de Ruiz, no le renovarán su seguro de gastos médicos. En este último punto el problema es ajeno completamente a Paloma Ruiz. En el comunicado emitido el pasado viernes 6 la propia CNDH reconoció que personal del organismo cometió un error al contratar la póliza con la aseguradora; incluso, informó que ya levantó un acta administrativa por ese hecho, aunque nunca mencionó el o los nombres de los responsables que provocaron que la extrabajadora interrumpiera su tratamiento médico desde octubre del año pasado. Antes de ese “error” administrativo, Paloma pagaba el seguro con su sueldo con una tarifa preferente, por formar parte del personal de la CNDH. El pasado 5 de febrero estas agencias dieron a conocer que en mayo del año pasado a Paloma Ruiz Rodríguez le diagnosticaron tres tipos de cáncer, por lo que se vio obligada a solicitar una incapacidad laboral en septiembre para iniciar su tratamiento de quimioterapias y radioterapias, proporcionadas por el seguro médico privado contratado por la Comisión. Pese a su incapacidad laboral, la investigadora acudió en reiteradas ocasiones a la CNDH para realizar algunas tareas a fin de que la dependencia le renovara su contrato laboral con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2014. No obstante, en noviembre pasado, Alfonso Sáenz Michel, director general adjunto de Recursos Humanos, notificó a Paloma Ruiz que “habría cambios” en el personal, por lo que no se le renovaría su contrato y que de estar inconforme debía dirigirse a Luis Raúl González Pérez, titular de la Comisión. Debido a que Paloma debía continuar con las últimas sesiones de quimioterapias optó por ir a pagar por su cuenta a la aseguradora. Pero al querer hacer el pago, se le notificó que la CNDH –sin explicación previa alguna– omitió su nombre de la Carta Cobertura, documento que debe expedir cada año la Comisión para informar a la empresa de su personal en nómina, pero también de quienes ya no estarán laborando a fin de que puedan contratar sus servicios de manera independiente. Debido a esa situación, la aseguradora no pudo realizar el trámite de renovación de póliza y por tanto Ruiz Rodríguez se quedó sin seguro médico desde el pasado 1 de enero. La investigadora consideró entonces que habría sido víctima de un posible acto de discriminación por parte de la CNDH. Ante la denuncia, la instancia informó en un comunicado el pasado viernes 6 de febrero que “realizará las gestiones necesarias”, a fin de que Paloma Ruiz cuente con los servicios médicos para atender el cáncer que padece. Solución a medias Cuestionados por Paloma en la reunión del pasado sábado, Eslava Pérez y Martínez Cristo no pudieron responder por qué se omitió el nombre de la mujer en la Carta Cobertura (lo que impidió en automático la renovación de la póliza y por tanto se interrumpió su tratamiento médico, pero le aseguraron que están investigando quién cometió la falta. En su comunicado del pasado viernes, la CNDH dijo que ya se levantó un acta administrativa –sin precisar contra quién–, y que dio aviso al Órgano Interno de Control “para que se haga la investigación y deslindes correspondientes”. Los funcionarios también informaron a Paloma –según la versión de la investigadora– que por no formar parte del personal de base, no podrá gozar de una afiliación a la seguridad social, pero ante su insistencia, Eslava Pérez y Martínez Cristo quedaron de informarle este martes 10 de febrero –durante una reunión prevista con el oficial mayor de la CNDH, Manuel Martínez Beltrán– la modalidad en que ella será contratada.