"La Tuta" se ampara contra tortura física y psicológica de la PGR

martes, 10 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de los Caballeros Templarios capturado la semana pasada en Morelia, Michoacán, acusó intimidación y tortura psicológica y física por parte de autoridades federales e interpuso un amparo a través de su abogado para que “cesen esas prácticas” en su contra. Dicho recurso quedó radicado en el expediente 195/2015 del Juzgado Decimocuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal del Distrito Federal, quien le dio entrada al juicio de garantías contra actos de la Subprocuraduría Jurídica de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR). Inicialmente el juicio de amparo fue presentado en primera instancia ante el Juez Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal en Jalisco, pero éste declinó competencia porque La Tuta no estaba a disposición de la autoridad en esa entidad. El caso lo mandó a su homólogo del Juzgado Decimocuarto de Distrito en Materia de Amparo Penal del Distrito Federal, quien le dio entrada y a través de la Dirección de Comunicación Social del Consejo de la Judicatura Federal estableció la ubicación de La Tuta en el penal federal El Altiplano, en Almoloya de Juárez. Posteriormente ordenó buscar al quejoso para verificar la existencia de los actos reclamados y que sea el propio Gómez Martínez quien ratifique la demanda de amparo. “Gírense atentos exhortos a diversas autoridades para que en auxilio de las labores de este juzgado comisionen a un actuario a fin de que haga la búsqueda del o los quejosos y en el acto de la notificación, los requieran para que manifiesten si es su deseo ratificar la demanda de garantías promovida en su nombre”, detalla la resolución publicada el lunes pasado en los estados del Poder Judicial de la Federación. Según la resolución La Tuta se amparó contra actos de la Subprocuraduría Jurídica de Asuntos Internacionales de la PGR y advirtió que si las autoridades responsables no existen con la denominación que indica la demanda, sin mayor trámite se les tendrá por “inexistentes”. Para Washington, La Tuta es “narcoterrorista” La Tuta presentó este recurso de amparo en momentos en que el gobierno de Estados Unidos lo requiere para juzgarlo por “narcoterrorismo” lo que lo convertiría en el primer capo mexicano es ser juzgado por ese delito en ese país. Entre varios cargos, Washington le imputa ese delito y podría pedir su extradición, asientan documentos obtenidos por Proceso y que forman parte de un reportaje publicado en su edición 2001, ya en circulación. Según dichos documentos, la acusación formal interpuesta en 2009 en Nueva York contra La Tuta –número 1,09-CR-00944-JGK– le achaca la violación de las secciones 959, 960 (A) (3) y 960 (b) (10) (b) del título 21 del Código de Estados Unidos: “para juzgar a terroristas o fuerzas armadas”. En la sección 960 se acusa a Gómez Martínez de distribución de cocaína mediante “una importación ilegal a los Estados Unidos por agua, en violación del código 960 del título 21 del Código de los Estados Unidos”. Ese delito es descrito como “violación de un grupo terrorista extranjero o personas terroristas y grupos”, y la figura se ha usado para juzgar talibanes, a las Autodefensas Unidas de Colombia y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, pero nunca a un miembro de los cárteles mexicanos de la droga.