Otra renuncia: Agustín Guerrero deja el PRD por ser "satélite del gobierno"

martes, 10 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Con lágrimas y acompañado de su familia, Agustín Guerrero, uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), anunció su renuncia después de 26 años de militancia. “Prometimos no llorar”, gritó su madre María Esther Castillo Hernández, quien junto a sus hijas renunció también al perredismo, en apoyo a Agustín. “Me duele mucho tener que abandonar el partido. Es una decisión muy dolorosa para mí pero necesaria”, admitió entre sollozos. “Pero es que no veo ninguna luz de esperanza, ninguna ventanita de que el PRD recupere la confianza de los mexicanos”, sentenció en la sala de prensa Miguel Ángel Granados Chapa del PRD nacional. “Hoy el PRD ha perdido la confianza del pueblo”, justificó. Incluso, de sus militantes porque, agregó, han renunciado muchos de sus líderes destacados, entre ellos Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del partido, o el senador Alejandro Encinas, y más recientemente Marcelo Ebrard. “La actual dirección, Los Chuchos y sus aliados, han conducido al partido a ser un satélite del gobierno. El PRD de hoy es una mala réplica del PRI. Considero que no tiene remedio. “Duele ver cómo este esfuerzo de millones de mexicanos termine como una versión actualizada del talamantismo”, en referencia a Rafael Aguilar Talamantes, del Partido Socialista de los Trabajadores y luego del Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, del cual surgió Jesús Ortega Martínez, uno de los fundadores de Nueva Izquierda (NI), junto con el exguerrillero Jesús Zambrano. Sobre si seguirá los pasos de Ebrard, quien firmó un convenio con Movimiento Ciudadano para ser primero en la lista de candidatos plurinominales a diputado federal por la cuarta circunscripción, Guerrero descartó esa eventualidad y anunció que el 18 de marzo habrá una convocatoria abierta a partidos políticos, organizaciones sociales y ciudadanos para definir qué rumbo debe tomar la izquierda. “No me voy a afiliar a ningún otro partido. El 18 de marzo vamos a convocar a un encuentro de las izquierdas donde podamos coincidir en las plataformas”, apuntó. Luego resaltó la importancia de unir a las fuerzas de izquierda reales en una agrupación que luche por conquistar el poder en la elección presidencial del 2018. “Necesitamos todos construir una convocatoria seria”. Asimismo, indicó que su decisión la platicó con Ebrard, debido a que formaron parte de la corriente Movimiento Progresista, ahora una asociación civil del primero y en la que también participa. Contó que el exjefe de Gobierno capitalino le deseó suerte, le envió un saludo y le dijo que respetaba su decisión.

Comentarios