Padres de normalistas desaparecidos exigen justicia en Nueva York

miércoles, 18 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Mientras en Guerrero un grupo de padres de familia de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos marchó junto con maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), para exigir una vez más la presentación con vida de los estudiantes, en Nueva York, Estados Unidos, otro contingente alzó la voz frente al consulado mexicano para evidenciar que el caso no ha quedado en el olvido, pese a los intentos del gobierno mexicano por darle carpetazo. En Chilpancingo, Guerrero, en el marco de las acciones por el aniversario de la expropiación petrolera, los manifestantes tomaron gasolinerías de manera simbólica. Y en Nueva York el portavoz de los padres de los estudiantes, Felipe de la Cruz, destacó que el recorrido que hacen por Estados Unidos es para exigir justicia y que los organismos internacionales a los que pertenece México “puedan tener las recomendaciones necesarias para que puedan darnos respuesta a nuestras exigencias y castiguen a los asesinos intelectuales y materiales de este hecho ocurrido el 26 de septiembre” de 2014. Junto a una veintena de mexicanos que residen en Nueva York, De la Cruz se manifestó frente al consulado de México en la ciudad estadunidense, gritando frases como “Por qué, por qué nos asesinan si somos la esperanza de América Latina” y portando carteles con mensajes como “Alto a la masacre de activistas en México”. De acuerdo con un despacho de la agencia AP, el portavoz de las familias anunció que 11 padres de los desaparecidos iniciaron un viaje por el país del norte con el objetivo de dar a conocer lo ocurrido hace casi seis meses. El viaje, denominado “Caravana 43”, se ha dividido en tres rutas distintas que se realizan al mismo tiempo: mientras un grupo viaja hacia el norte por el oeste del país, otro lo hace por el centro y uno más por el este. Los tres grupos planean reunirse al final del viaje en Nueva York, el próximo 28 de abril, y están intentando hablar frente a la Organización de Naciones Unidas (ONU).