"Ni venganzas ni conflicto de interés", responde Arely Gómez en el Senado

lunes, 2 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En clara respuesta a las críticas por su vínculo con la empresa Televisa, Arely Gómez afirmó que se trata de un “imaginario conflicto de interés” por la posición de su hermano Leopoldo Gómez como funcionario de la empresa mediática. “Nuestras trayectorias no tienen vinculación alguna”, afirmó la funcionaria nombrada por el primer mandatario como futura titular de la Procuraduría General de la República. En su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Senado, Arely Gómez también respondió a la senadora del PRD, Dolores Padierna que “no me prestaré” a encabezar una “Procuraduría de venganzas políticas. Que quede claro: será una Procuraduría apegada a derecho”. Gómez también afirmó que en el caso Ayotzinapa “no hay carpetazo” y que “se van a agotar todas las líneas de investigación” relacionadas con estos sucesos. Aclaró que todavía en la mañana sostuvo reuniones con el grupo interdisciplinario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Precisó que, hasta ahora, no ha tenido acceso al expediente del caso Ayotzinapa. Sobre el caso de la matanza de Tlatlaya, Arely Gómez indicó que está ahora en manos del Poder Judicial, al igual que el fraude contra la empresa Oceanografía. Al inicio de su comparecencia, Gómez esbozó los cuatro ejes que determinarán su función en la PGR: transparencia y rendición de cuentas; respeto a los derechos humanos; la nueva reforma penal y la reorganización al interior de la Procuraduría. En la sesión de preguntas y respuestas con sus excolegas del Senado, Arely Gómez le respondió a la legisladora Angélica de la Peña, del PRD, que hará una revisión completa de la Fiscalía Especial para los Delitos contra Periodistas. Al senador del PAN, Roberto Gil Zuarth, le respondió que ella le dará un acento de “procuraduría de abogados” y no de policías. Admitió el peso que han tenido las investigaciones de los delitos del crimen organizado, pero que esto quedará sólo en manos de la SEIDO. Sobre la reforma pendiente para crear la Fiscalía General de la República, Arely Gómez afirmó que le corresponderá al Senado completar esos cambios legales y que ella mantendrá una “relación de respeto” con el titular del Ejecutivo federal. A lo largo de la comparecencia de poco más de una hora, Gómez insistió en su propia trayectoria durante “más de 30 años” en el  Poder Judicial y evitó abundar sobre la polémica generada por la forma en que el noticiario principal de Televisa se anticipó para dar a conocer su nombramiento, el jueves 26 de febrero pasado, cuando aún no había sido notificado el Senado.