Complace Senado a Peña y ratifica a Arely Gómez como procuradora

martes, 3 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Por 106 votos a favor, cinco en contra y una abstención, el Senado ratificó el nombramiento de Arely Gómez como nueva titular de la Procuraduría General de la República (PGR), aunque también acordó que en 90 días la funcionaria presente un programa de trabajo que incluya la transición de esta dependencia hacia la Fiscalía General de la República (FGR). El pacto entre PAN, PRD y PRI se respetó, a pesar de las resistencias demostradas por algunos legisladores. El panista Javier Corral votó en contra, mientras que el coordinador de la bancada del PT, Manuel Bartlett, argumentó que Gómez “no puede ser una procuradora imparcial porque es designada para garantizar impunidad a Peña y a los intereses de Televisa, que son los mismos”. No obstante, no hubo mucha discusión en torno a la ratificación de Arely Gómez, quien apenas el jueves pasado solicitó licencia como senadora del PRI. El presidente de la Comisión de Justicia, el panista Roberto Gil Zuarth, advirtió que el principal reto de la nueva procuradora será “recuperar la credibilidad de la justicia”. Gil advirtió que el Senado “no niega al presidente Peña Nieto ninguna decisión que lleve a fortalecer a las instituciones de justicia y seguridad”. A favor de la procuradora también argumentaron el priista Ernesto Gándara y la única senadora del Panal, Mónica Arriola, cuya madre, la profesora Elba Esther Gordillo, fue detenida por el anterior procurador Jesús Murillo Karam. Las senadoras del PRD, Angélica de la Peña y Dolores Padierna, también argumentaron el voto a favor de Gómez. Ambas coincidieron en que era urgente eliminar “la politización de la justicia” y evitar venganzas políticas contra adversarios. El senador panista Fernando Torres Graciano advirtió que el voto a favor de Arely Gómez no representa “un cheque en blanco” ni un “pase automático” para que la misma procuradora sea titular de la nueva Fiscalía General de la República, con más atribuciones y con una permanencia transexenal en el cargo.