Revira Dish y acusa a "duopolio televisivo" de manipular a la CIRT

lunes, 30 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El conflicto entre el Instituto Nacional Electoral (INE) y la empresa de televisión restringida Dish, de Grupo MVS, derivó ahora en una disputa entre la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) –que acusó a la compañía de la familia Vargas de “engañar” a la autoridad electoral– y Dish, que en un comunicado reviró que el “duopolio televisivo” de Televisa y TV Azteca manipula a la CIRT. La semana pasada el INE le impuso a Dish una multa de 7.7 millones de pesos, que tendrá que pagar a las empresas de televisión abierta (Televisa y TV Azteca) por la retransmisión de las pautas electorales que vienen incluidas en la señal que toma de sus canales abiertos para difundirlas a sus clientes. Según Dish, esta multa es una forma de boicotear el cumplimiento del must offer y must carry, y anunció que impugnará la decisión del INE ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). El pasado domingo 29 la CIRT emitió un comunicado en el que acusó a Dish de “faltar a la verdad” y de “engañar” a los consejeros del INE, a los magistrados del TEPJF y a la opinión pública. Este lunes Dish respondió de manera airada en otro comunicado, acusando al ejecutivo de Televisa, Javier Tejado Dondé, de manipular a la CIRT “para fines únicos y exclusivos de la empresa en la que trabaja”. “El comunicado de la CIRT fue redactado por Tejado Dondé sin ser autorizado ni discutido por su Consejo Directivo”, acusó Dish, y responsabilizó a Televisa de “arrojar la piedra y esconder la mano” para continuar con “una campaña de desprestigio” contra la empresa de la familia Vargas, que es “su único competidor que tiene a nivel nacional en la industria de televisión de paga”. Dish tiene cerca de 17% del mercado de suscriptores de la televisión de paga y es la única competencia a la empresa Sky, filial de Televisa, que tiene más de 70% del segmento de televisión restringida satelital. Dish aclaró que desde diciembre de 2014 informó al INE de las “complicaciones técnicas y materiales” para incluir la pauta federal en sus retransmisiones radiodifundidas. “El problema no radica en Dish sino en la aceptación técnica de Televisa y TV Azteca a los principios del must carry y del must offer”, sentenció la empresa.