Enfrentamientos en Tamaulipas dejan al menos 25 muertos

martes, 31 de marzo de 2015
NUEVO LAREDO, Tamps. (apro).- El pasado jueves 26 de marzo, horas después de que fuerzas del Ejército decomisaron seis toneladas de mariguana que se encontraban enterrada en fosas clandestinas en diversos puntos de la Frontera Chica se suscitaron una serie de enfrentamientos en toda la región, particularmente en el municipio de Camargo, donde habrían perdido la vida 25 personas, según confirmaron a Apro fuentes del gobierno estatal. Este último incidente del que hasta ahora no se ha informado nada se registró en una galera del Ejido Nuevo Cadillo. La Octava Zona Militar únicamente se limitó a reportar la detención de presuntos sicarios y del aseguramiento de un arsenal, droga, dinero y camionetas blindadas. El 25 de marzo la delegación estatal de la Procuraduría General de la República inició cinco averiguaciones previas por el aseguramiento de más de seis toneladas de mariguana en los municipios de Miguel Alemán, Camargo, Mier, y Gustavo Díaz Ordaz. Uno de los aseguramientos ocurrió en la ribera del Río Bravo, en el poblado Los Guerra. Uno más en tres fosas clandestina ubicadas en las inmediaciones del Ejido Camargo. El resto de la droga fue hallada en la orilla del Río Bravo, en Ciudad Mier, y en el Ejido Miguel Hidalgo del municipio de la Ciudad de Gustavo Díaz Ordaz. Casual o no, horas después de tales aseguramientos comenzaron una serie de enfrentamientos en Miguel Alemán, Camargo y Ciudad Mier, según confió a esta agencia una fuente de la Procuraduría General de Justicia estatal que solicitó el anonimato. Según dicha persona, el pasado jueves el jefe de la plaza de Camargo, el comandante Beto, del Cartel del Golfo, quien sustituyó al comandante Panochitas detenido por la DEA en octubre del 2014, convocó a una reunión a sus sicarios y halcones en el ejido Nuevo Cadillo. Desde que llegó a Camargo, el comandante Beto comenzó a imponer su autoridad de manera sangrienta; incluso, comenzó a matar a sus escoltas, sicarios y halcones que no cumplían sus órdenes, agregó la fuente. Mencionó que la tarde del pasado jueves acudieron a una galera del Ejido El Cadillo unos 27 sicarios y halcones en la que el comandante Beto les informó que habría cambios en la organización que controla la plaza. “Cuando estaban todos reunidos arribaron seis trocas blindadas y los acribillaron. Una mujer quedó herida y horas después se la llevó el ejército del municipio de Camargo”, dijo la fuente. Ayer la Procuraduría General de la República (PGR) difundió tres comunicados. En el primero reportó que “elementos del Ejército Mexicano aseguraron en las inmediaciones del ejido Nuevo Cadillo, municipio de Camargo, Tamaulipas, 23 armas largas, tres granadas, 6 mil 513 cartuchos y 295 cargadores, ambos de diversos calibres, así como 11 paquetes con marihuana, con un peso bruto de 97 kilos.” “Lo anterior fue localizado en un tinaco enterrado en el lugar mencionado”, precisó un comunicado de la delegación Tamaulipas de la PGR. En el segundo comunicado, se reportó el aseguramiento de diez armas largas, 28 granadas, un lanza cohetes y otros artefactos altamente lesivos. “Al realizar patrullajes terrestres en Ciudad Camargo, Tamaulipas, elementos del Ejército Mexicano, en apoyo a la estructura de Seguridad Pública, localizaron una camioneta Ford Lobo, Raptor, doble cabina, con placas del estado de Tamaulipas, en aparente abandono”, precisó el texto oficial. “Al revisarla se dieron cuenta que contaba con blindaje artesanal y en su interior se encontraban siete fusiles de asalto calibre 7.62 x 39 milímetros, dos fusiles calibre 5.56 x 45 milímetros, un fusil calibre 50 milímetros, 14 granadas de fragmentación tipo ovoide, 14 granadas calibre 40 milímetros, un lanzagranadas calibre 40 milímetros, un lanzacohetes abastecido con un cohete calibre 85 milímetros y ocho cohetes calibre 85 milímetros”. Además, decomisaron nueve cargas propulsoras para cohete calibre 85 milímetros, y más de seis mil 500 cartuchos útiles para diversos calibres. En el tercer comunicado, la delegación estatal de la PGR reportó la detención de “once individuos, como probables responsables de Violación a la ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y los que resulten”. Estas personas, dice, fueron puestas a disposición del Fiscal de la Federación por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en Reynosa, Tamaulipas”. Prosigue el comunicado: “El parte informativo del personal militar notificó que al hacer reconocimientos terrestres sobre la carretera Reynosa-Nuevo Laredo, escucharon disparos de armas de fuego, ubicando la procedencia de los mismos. Al dirigirse al poblado Puertecitos, municipio de Camargo, Tamaulipas, los elementos del ejército observaron a dos vehículos en movimiento -en el mismo sentido que ellos-, desde dónde civiles armados sostenían un enfrentamiento con personas que se encontraban en una galera”. Una vez que los militares llegaron a la galera, observaron que varias personas corrían en diferentes direcciones, internándose entre la vegetación del lugar, parcelas y casas habitación, portando armas largas, por lo que implementaron un dispositivo de seguridad para detenerlos. Tras que cesó el fuego, los militares detuvieron a once personas, algunas de ellas heridas, las cuales fueron trasladadas para recibir atención médica. Pero la Octava Zona Militar no informó sobre la masacre que anteriormente perpetraron los sicarios del Cartel del Golfo, quienes quedaron detenidos.

Comentarios